Cuarto día

Toca ver una parte distinta de Praga. Partiendo de la plaza de la Ciudad Vieja, se baja por la elegante Pařížská para cruzar el puente de Čech (Čechův most) y subir a los jardines Letná a admirar las vistas. Luego, se sigue al este hasta el Letná Beer Garden; si es muy pronto para una cerveza, habrá que volver más tarde.

A un paseo está el Museo Técnico Nacional, ideal para ir con niños. Tras almorzar en el cercano Peperoncino, se puede visitar el mejor (y más infravalorado) museo de arte de Praga, el Veletržní Palác. Si quedan energías (y luz), un paseo por el parque Stromovka permite disfrutar de la zona verde más bonita de Praga.

Después de relajarse con una Gambrinus de vuelta en el Letná Beer Garden, se regresa a la ciudad a por una cena de primera en el Kalina, seguida por algo de jazz de un club cercano, como el Reduta o el AghaRTA Jazz Centrum. Una opción más tranquila es la azotea del U Prince, donde brindar la última noche por esta ciudad encantadora.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Zaanse Schans, Holanda
Semana Santa es una fecha perfecta para celebrar la primavera y escaparse a alguno de estos diez mágicos destinos.
Olena_Z_Shutterstock
Praga, República Checa
Praga, ciudad real por excelencia, destaca por sus imponentes edificios, su famosa cerveza, sus conciertos de música clásica, su relación con la literatura...
Nitin Vyas_Flickr
Huevos de Pascua, Semana Santa
Nadie queda fuera de esta guía definitiva de planes personalizados. ¿Cuál es el tuyo?
Liz Jones - Flickr