Museo Judío y Josefov

El apacible Josefov es el lugar del antiguo gueto judío: el hogar físico, cultural y espiritual de la población judía durante casi 800 años. Muchos judíos abandonaron el barrio cuando lo reformaron a principios del s. XX (y decenas de miles fueron asesinados en el Holocausto), y las sinagogas que quedan y el cementerio conforman el popular Museo Judío.

Lo mejor en un día

Hay que llegar al Museo Judío por la mañana temprano y dirigirse en primer lugar al cementerio judío, que resulta mucho más evocador con poca gente. Hay que entrar en las sinagogas Maisel y Pinkas, y luego descansar con un café y un cruasán de chocolate en Bakeshop Praha. Después se visita la bella sinagoga Española.

Se aconseja almorzar –cerveza incluida– en el Kolkovna, un pub con clase. Cerca está el monumento a Franz Kafka, apropiado para un vistazo y una foto. El resto de la tarde se invertirá en el Museo de Artes Decorativas o en el convento de Santa Inés si se busca arte medieval y gótico.

Para la cena, están la comida checa clásica del Lokál y los platos franceses sofisticados del Chagall’s. Después, lo mejor es un concierto clásico en el Dvořák Hall o una noche a la última en el antiguo teatro Roxy. Antes o después del espectáculo, hay que tomar un martini de experta elaboración en el Tretter’s New York Bar.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Zaanse Schans, Holanda
Semana Santa es una fecha perfecta para celebrar la primavera y escaparse a alguno de estos diez mágicos destinos.
Olena_Z_Shutterstock
Praga, República Checa
Praga, ciudad real por excelencia, destaca por sus imponentes edificios, su famosa cerveza, sus conciertos de música clásica, su relación con la literatura...
Nitin Vyas_Flickr
Blijburg aan Zee, Ámsterdam, Países Bajos
Muchas grandes ciudades han creado fantásticas playas artificiales en el mismísimo centro. ¡Y no tienen nada que envidiar a las mejores playas del mundo!
Marco Buddingh /www.blijburg.nl