Baixa y Rossio

Baixa se alza fuerte y poderosa sobre los escombros del terremoto de 1755 y es la entrada ribereña de Lisboa. Los tranvías traquetean, los músicos callejeros cautivan a los paseantes y los tenderos despachan en vetustas tiendas. La calle principal, Rua Augusta, conecta la regia Praça do Comércio con Rossio, un sitio con ambiente de barrio y diminutos cafés y bares de ginjinha (licor de cereza).

Lo mejor en un día

Se contemplan las vistas de 360º desde el neogótico Elevador de Santa Justa antes de que llegue la multitud, y se va después al sur por Rua Augusta hasta la ribereña Praça do Comércio, el corazón de Lisboa, con sus tranvías antiguos, sus grandes arcadas y su bullicio. En los callejones hay tiendas antiguas donde comprar queso, oporto y pescado en lata, o botones e hilos en las mercerías de Rua da Conceição.

Se puede comer un sándwich de cerdo asado en Nova Pombalina y después un cremoso helado en Fragoleto. Se sigue un circuito relámpago en el Museu do Design e da Moda, gratuito, y al caer la tarde se va a Rossio a ver las fuentes, el teatro y la estación de trenes iluminada.

La ginjinha se ama o se odia, y Rossio es el lugar ideal para probarla ante la puesta de sol. Es buena idea elegir uno de los bistrós de la peatonal Rua das Portas de Santo Antão o la escalinata de Calçada do Duque frente al castillo. Después uno puede dejarse seducir por el perfil urbano de Lisboa desde el Rooftop Bar del Hotel Mundial.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Albergue Womba city Hostel London, Londres, Inglaterra
La lista de los mejores albergues del mundo del 2019 y una habitación de hotel diseñada para los amantes del helado.
www.hostelworld.com
Restaurante en Lisboa, Portugal
Lisboa es un paraíso, y entre sus muchos encantos está el placer de comer. Merece mucho la pena tanto la gastronomía como los establecimientos de la ciudad.
Adam_Wasilewski_Shutterstock
Parque Eduardo VII, Lisboa, Portugal
Lisboa puede ser un destino perfecto para viajar en familia y disfrutar de paseos entre tranvías, barcos, jardines y pasteles.
JoaoKrull_Shutterstock