Primer día

Se va en tranvía al barrio de los museos para admirar las obras maestras del Van Gogh Museum y el Rijksmuseum; conviene reservar las entradas con antelación. Los amantes del arte moderno quizá prefieran el cercano Stedelijk Museum.

La tarde se pasa en el centro medieval. Se recomienda comer en el local slow-food Gartine, para después explorar el secreto Begijnhof y subir la calle hasta la plaza Dam, donde se alzan el Palacio Real y la Nieuwe Kerk. Después se puede imitar a los lugareños y tomar una jenever en Wynand Fockink.

La velada comienza con una cena elegante en Greetje y continúa en el Barrio Rojo. Un paseo por Warmoesstraat u Oudezijds Achterburgwal ofrece singulares sex shops fetichistas, coffeeshops y, por supuesto, muchos escaparates enmarcados por neones de color rojo. La noche puede rematarse en un bruin café como In ʼt Aepjen, In de Olofspoort o ʼt Mandje.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock
Frida Kahlo, México
Día de la mujer. Un recorrido por siete ciudades para contemplar el mundo a través de los ojos de siete excepcionales mujeres.
sedaorun_Shutterstock
Fram Museum en familia, Oslo, Noruega
10 destinos inspiradores que expandirán los horizontes culturales de toda la familia. Los niños que viajan amplían su comprensión de otros pueblos y sociedades.
Evikka_Shutterstock