La cultura en Malta

Prehistórica y futurista

Malta y Gozo atesoran algunos de los yacimientos prehistóricos más impresionantes del mundo, como templos gigantescos sobre acantilados y el hipogeo de Hal Saflieni: una necrópolis subterránea de 5000 años de antigüedad excavada en roca viva.

La posición geoestratégica de Malta ha hecho que su historia quede marcada por las guerras. Aún hoy se percibe en las islas sensación de asedio: ciudades amuralladas, poderosos bastiones, fortificaciones que surcan remotas montañas, y una maraña de túneles que se convirtieron en segundas viviendas durante la II Guerra Mundial.

Aunque el construir sobre un paisaje ya congestionado es una actividad muy del gusto de los malteses, muchas partes de la isla conservan un aire de intemporalidad. Esta atmósfera de tiempos pretéritos se acentúa más si cabe en Gozo, donde a veces se ven caballos y carretas en carreteras rurales, y en pueblos tranquilos donde la arquitectura italiana se combina con incongruentes buzones rojos y comisarías con faroles azules, de raigambre tan inglesa. Últimamente, sin embargo, la bella capital del s. XVII, La Valeta, se ha remozado a fondo para darle un lustre del s. XXI, y hoy exhibe una nueva entrada proyectada por Renzo Piano, un edificio del Parlamento y un auditorio al aire libre sobre las ruinas del teatro de la ópera.

El mar

Aquí el Mediterráneo nunca queda lejos; en Gozo se ve el mar casi desde todas partes. Las playas de la isla son pequeñas y de forma perfecta, también hay bellísimas calas donde nadar. Este es, además, uno de los mejores sitios del mundo para el buceo, con zonas de inmersión que van desde pecios de bombarderos de la II Guerra Mundial hasta espectaculares cuevas. Por último, buena parte de lo que se come procede del mar.

Cóctel mediterráneo

La gente es cálida y acogedora, pero también algo reservada; es de esos sitios donde si el viajero pregunta una dirección, le responderán con amabilidad y quizá incluso le guíen durante parte del camino.

El país es católico a ultranza, con iglesias presidiendo pueblos diminutos, aunque se aprecia la cautivadora mezcla de culturas fraguada durante generaciones. El maltés suena a árabe, pero está trufado de palabras italianas, francesas e inglesas, y la comida amalgama sabores sicilianos y de Oriente Próximo empleando ingredientes del país como conejo y miel. La historia revive incluso en las barcas de los pescadores, cuyas proas están pintadas con ojos, como las de sus antecesores fenicios varios milenios atrás.

Religión

Alrededor del 95% de los malteses son católicos, y en cierta manera el catolicismo tiene mayor apoyo en Malta que en Italia. Las ceremonias religiosas suelen ser actos sombríos, llenos de tradición y respeto. Aun así, bautizos, primeras comuniones, bodas y funerales siguen celebrándose en la iglesia, y el evento más importante en el calendario anual es la fiesta parroquial.

Cada pueblo tiene un festa en honor de su patrón. Durante los días anteriores, las familias acuden a las iglesias para dar las gracias. Las calles están iluminadas y las celebraciones culminan con una gran procesión con fuegos artificiales, bandas de música y una imagen del patrón a tamaño natural.

La temporada de festas va desde mayo hasta septiembre.

Comida y bebida

  • Braġioli Estas “aceitunas de ternera” son un delgado filete de ternera enrollado y relleno de beicon picado, huevo duro y perejil, y estofado con una salsa de vino tinto.
  • Fenek El plato favorito de los malteses es el conejo, ya sea frito en aceite de oliva, asado, estofado, servido con espaguetis o en tartas al horno.
  • Ftira Pan plano y tradicionalmente relleno de una mezcla de tomates, aceitunas, alcaparras y anchoas.
  • Ġbejniet Queso blanco pequeño y duro, elaborado tradicionalmente con leche de oveja o cabra sin pasteurizar.
  • Kinnie Refresco con sabor a naranja amarga y hierbas aromáticas.
  • Pastizzi Pequeños hojaldres, rellenos de requesón o guisantes, disponibles en casi todos los bares o en una pastizzerija (quiosco o pequeño local de comida para llevar).

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Palaos
Los destinos premiados por ser los más sostenibles del mundo han sido seleccionados por un jurado compuesto por representantes de 12 organizaciones internacionales. Aquí te contamos cuáles son.
BlueOrange_Studio_Shutterstock
La Valeta, Malta
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Malta Top 6 del 'ranking' de los mejores países para viajar en 2018. Este es el Best in Travel 2018.
liseykina_iStockphoto_Getty Image
Playa Golden Bay, Malta
Descubre las espectaculares playas de Malta. Un listado de las delicias costeras de Malta y su isla hermana, Gozo.
Malcolm_Grima_Shutterstock