Primer día

Si solo se pasa un día en Milán hay que centrarse en los lugares principales. Tras levantarse pronto y tomar un café y brioche en el Giacomo Caffè, se sube a la azotea del Duomo para una fabulosa panorámica de la ciudad. Luego, una visita al Museo del Novecento para sumergirse en el arte del s. xx. A media mañana, un spritz (cóctel con prosecco) en la Terrazza Aperol, con vistas a las extravagantes agujas del Duomo.

Tras mirar los escaparates de la Galleria Vittorio Emanuele II y almorzar en la Trattoria Milanese, muy popular entre los milaneses, o en el vanguardista Café Trussardi, se pone rumbo al imponente Castello Sforzesco, residencia ducal que alberga la última obra de Miguel Ángel: Rondanini Pietà (Piedad Rondanini). Luego, dosis de relax con un aperitivo en el Parco Sempione, en la terraza del Bar Bianco.

Si se dispone de entradas, se podrá realizar una visita nocturna de La última cena, de Leonardo da Vinci, antes de disfrutar de una romántica velada cenando en el frondoso patio con jardín de La Brisa.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Nanjing Road East, Shanghái, China
12 grandes destinos para ir de compras: Nueva York, Los Ángeles, Tokio, Shanghái, Milán, Copenhague, Londres, Barcelona, Singapur, Berlín, París y Roma.
Sean Pavone / Shutterstock
Grand Hotel Europe, San Petersburgo, Rusia
Hoteles que forman parte de la historia de la literatura ya que han servido de inspiración a muchos grandes escritores o han sido escenario de novelas.
www,belmond.com
Palazzo Versace Gold, Australia
Hoteles para los viajeros más mitómanos y sofisticados. Alojamientos con con un toque de glamour pensados por diseñadores y creativos.
ww.palazzoversace.com.au