Tercer día

Por la mañana se exploran otros puntos del casco antiguo: el Museo Nacional de Cerámica, el cercano Museo del Patriarca y las Torres de Serranos, desde donde puede disfrutarse del panorama de la ciudad y el parque del Turia. Luego se regresa al núcleo del centro para almorzar en La Salvaora. Si se va con niños es buena opción visitar por la mañana el Bioparc, en el oeste de la ciudad.

Por la tarde, se cruza el Turia hasta el Museo de Bellas Artes para disfrutar de la obra de los grandes de la pintura española, entre ellos el valenciano Joaquín Sorolla.

Desde allí, hay un corto trayecto hasta Benimaclet, donde cabe pasar la tarde-noche en sus cafés culturales. Si no, se puede probar uno de los restaurantes gastronómicos de Valencia: Ricard Camarena o El Poblet de Quique Dacosta. Si se prefiere una comida más ligera, los mismos chefs tienen restaurantes de tapas cerca: Canalla Bistro y Vuelve Carolina, respectivamente. Después de cenar, unas copas en Café Negrito o Tyris on Tap o música en directo en Black Note.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Fallas, Valencia, España
Varios planes para pasar unos días en Valencia y dejarse llevar por sus tradiciones, su cultura, su gastronomía y su gente. Conocer Valencia en Fallas, y sin ellas.
Vivvi_Smak_Shutterstock
París, Francia
Los fines de semana primaverales son el momento perfecto para escaparse a visitar algunas de las ciudades más interesantes de Europa.
Nitikorn Poonsiri - Shutterstock
Ubik Café, Russafa, Valencia; España
Un paseo por el barrio más 'cool' de Valencia. Famoso por su mercado, ahora también es conocido por sus restaurantes, tiendas y galerías de arte.
Gonzalo Azumendi