Cuarto día

La plaza de España es un buen punto para iniciar el recorrido por el parque de María Luisa, en el que se puede pasar la mañana admirando no solo naturaleza, sino también arquitectura y esculturas. Para calmar la sed existen lugares tan auténticos como el Kiosko Abilio.

Muy cerca del parque se encuentra el restaurante Ezcaray, cocina vasca y un bistró en el que también sirven tapas. De vuelta al parque, búsquese la plaza de América, un espacio diseñado y construido por Aníbal González para la Exposición de 1929 que acoge el Museo Arqueológico y, a un tiro de piedra, se puede tomar algo en la terraza de Bilindo.

Al atardecer le toca el turno a Triana, con su iglesia de Santa Ana. Para admirar su peculiar arquitectura, edificios de ladrillo embellecidos con azulejos pintados, nada mejor que un peregrinaje por bares de tapas como Las Golondrinas, Blanca Paloma y Casa Cuesta. Se puede tomar una copa en el Café de la Prensa y, poco antes de medianoche, acercarse a la Sala Tronío para sentir el flamenco.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Celebrando con vino un encuentro de viaje entre amigos, España
Tomar un vino de la tierra es la oportunidad perfecta para conocer los secretos que nos depara nuestro destino y celebrarlo con amigos.
sirtravelalot_Shutterstock
Zaanse Schans, Holanda
Semana Santa es una fecha perfecta para celebrar la primavera y escaparse a alguno de estos diez mágicos destinos.
Olena_Z_Shutterstock
Plaza de España de Sevilla, Andalucía, España
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Sevilla Top 1 del 'ranking' de las mejores ciudades para viajar en 2018. Este es el Best in Travel 2018
LucVi / Shutterstock