Tercer día

Se dedica toda la mañana adisfrutar las playas del sur de la isla. Para ello, se puede escoger la larga playa de fina arena de Son Bou, Cala Galdana, Cala Mitjana o Cala en Porter si se va en familia y/o da pereza caminar. Si se busca un rincón algo más íntimo y apartado, lo suyo es ir a Cala Canutells,Cala Trebalúger, Cala Llucalcari o Cala Macarelleta, todas ellas indicadas para practicar buceo con tubo.

Tras unas horas de solaz playero, se va a almorzar al Torralbenc si se ha escogido una playa o cala de la zona oriental, o a Ca Na Pilar, si se está en las playas del centro o el oeste. Luego se visita el poblado de talayots de Torralba d’en Salort, uno de los yacimientos arqueológicos más espectaculares de Menorca. A continuación se sube al monte Toro para gozar de una perspectiva completa de la isla a vista de pájaro.

Al atardecer se va al pueblo de Ferreries para perderse en su célebre Mercat de Nit y, luego, se cena en S’Engolidor, en Es Migjorn Gran. Se termina la jornada con una copa en la Cova d’en Xoroi, la indiscutible reina de la noche de Cala en Porter.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cala Pregonda
Los que han descubierto Menorca saben que son un paraíso que nada tiene que envidiar a las playas del Caribe.