Segundo día

Tras desayunar unas cañas de sobrasada en Es Llonguet, en el centro de Maó, se emprende una excursión hacia el norte. Primero se realiza una corta caminata por el Parque Natural S’Albufera d’es Grau, luego se visita el faro de Favàritx para disfrutar de unas vistas espectaculares, se continúa hacia la playa de Arenal d’es Castell, una de las más hermosas de toda la isla, y se prosigue hasta Fornells para pasear por sus estrechas y pintorescas calles.

Se almuerza una opípara caldereta de langosta en Sa Llagosta o en Es Port y, tras una relajada‒y necesaria‒ digestión en una terraza del puerto, se enfila hacia el faro de Cavalleria para descubrir viejos búnkeres de la Guerra Civil antes de contemplar una espectacular puesta de sol junto al acantilado.

Por la noche se vuelve a Fornells para cenar en la tradicional fonda S’algaret y, si el calendario lo permite, se asiste a un concierto de las Noches de Música Clásica;en su defecto, nada mejor que tomar un sofisticado cóctel en el Isabella Beach Club.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cala Pregonda
Los que han descubierto Menorca saben que son un paraíso que nada tiene que envidiar a las playas del Caribe.