Primer día

Se empieza la jornada con un desayuno en los nuevos puestos de tapas del mercado del pescado, en la ciudad de Maó, y tras visitar la lonja, se va a las bodegas Binifadet; después de una cata de vinos, se pone rumbo a Sant Lluís para visitar Es Molí de Dalt y luego, a Cala Alcaufar para ver sus cases de vorera.Si hay tiempo, se continúa por Binibèquer y Binissafúller.

Al mediodía se va a Cales Fonts, en Es Castell, para almorzar en el Miramar o el Trébol mientras se observan los barcos veleros navegar. Tras la digestión se vuelve a Maó para dar un tranquilo paseo por su centro histórico y descubrir la iglesia de Santa María, las viejas mansiones y la animada vida comercial.

Por la noche, se cena comida de autor en Ses Forquilles o algo más informal en la terraza del Santa Rita. Luego hay dos posibilidades: bajar al puerto para disfrutar de su animada vida nocturna o, si no se ha bebido demasiado durante la cena, tomar el coche hasta Binibèquer Nou para unas copas en el Paupa, frente al mar.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cala Pregonda
Los que han descubierto Menorca saben que son un paraíso que nada tiene que envidiar a las playas del Caribe.