Deportes y actividades Croacia

Croacia al aire libre

La yuxtaposición de aguas cristalinas y montañas supone un sinfín de oportunidades para los viajeros activos. El litoral y su miríada de islas son famosas entre los amantes de los barcos, y en el interior, la extensa red de senderos permite llegar a lagos rodeados de bosques, verdes valles y espectaculares tierras.

Natación

Si se planea realizar tan solo una actividad en Croacia, esta es la apuesta más segura. Las cristalinas aguas croatas son irresistibles cuando hace calor y, según la Agencia Medioambiental Europea, el 94% de las zonas de baño del país tienen un agua de calidad excelente. En verano la temperatura puede superar los 25°C, y de junio a octubre está por encima de los 20°C.

Tanto en la costa como en las islas es fácil encontrar buenos sitios para nadar. Las playas tienen todo tipo de texturas: arena, guijarros y rocas. Algunas de las mejores, como la de Stiniva, en Vis, o la de Dubovica, en Hvar, están cubiertas de suaves piedras blancas. A los croatas les gustan más las playas de piedras, sobre todo porque muchas de las de arena tienen aguas muy poco profundas. Eso sucede en las de Lopar, en Rab, y algo menos en las de la parte este de Vis y en sitios como Prapratno, en la península de Pelješac.

En verano, el Adriático parece más un estanque que un mar, pero en cuanto llega el fuerte viento invernal llamado bóreas (o bora) el mar se levanta formando olas. En temporada alta las condiciones del mar suelen ser seguras y el principal peligro son los erizos entre las rocas; muchos croatas llevan sandalias de goma cerradas para nadar.

Lejos del mar, los sitios más populares para bañarse son los lagos del Parque Nacional de Krka, los lagos Bundek y Jarun de Zagreb y la isla de Ada, en el Danubio, cerca de Vukovar.

Excursionismo en Croacia

Una excursión en Croacia puede ser una actividad tan sencilla como pasear tranquilamente por las pasarelas y los cuidados senderos de los lagos de Plitvice o tan complicada como el ascenso a lo más alto del Paklenica . Las oficinas locales de turismo y las de los parques nacionales pueden recomendar salidas idóneas para el tiempo del que se disponga y la capacidad de cada uno. Muchas publican sus propios mapas de excursiones, gratuitos, o venden mapas detallados de zonas más aisladas. Si lo que se quiere es realizar una expedición completa, lo mejor es contactar con la Asociación de Montañismo Croata, que proporciona información y acceso a una red de refugios de montaña, o bien unirse a una salida guiada, organizada por alguna de las muchas agencias especializadas en turismo de aventuras.

La primavera, principios de verano y el otoño son los mejores momentos para las excursiones. Las montañas kársticas litorales son abrasadoras en julio y agosto, sin apenas sombra o agua, y los senderos más verdes de Plitvice y Krka se llenan de gente. Durante esos meses es mejor intentar ir al Parque Nacional de Risnjak o adentrarse en el interior.

Las montañas de la zona de Samobor ofrecen las mejores excursiones del interior de Croacia, con bosques, cuevas, cañones, cascadas y nueve refugios de montaña. El Parque Natural de Medvednica, al norte de Zagreb, también es un buen sitio para pasear.

En Istria hay senderos por los alrededores de Buzet y Poreč, así como un sendero circular bien señalizado de 11,5 km que sale de Gračišće . En la región de Kvarner se pueden hacer excursiones por zonas remotas, tanto en el Parque Natural de Učka como en el Parque Nacional de Risnjak . El sendero Leska de Risnjak es una ruta fácil, de 4,2 km, que atraviesa un bosque en el que a veces se ven animales. Las islas Cres, Lošinj y Rab también están surcadas por buenos senderos.

En Dalmacia hay mucho donde elegir, aunque las opciones más obvias son los parques nacionales de Plitvice, Krka y Paklenica, así como el Parque Natural de Biokovo. En los dos primeros hay multitud de rutas fáciles junto a los lagos. Paklenica y Biokovo son zonas montañosas que ofrecen unas vistas magníficas de la costa y las islas. También se pueden hacer caminatas en las islas Brač, Hvar, Vis, Lastovo y Mljet, así como en las montañas de Omiš y Orebić .

Ciclismo

Las rutas en bicicleta son cada vez más populares, tanto si se realizan de manera independiente como en grupos organizados. Alquilar una bicicleta es muy fácil y hay muchas carreteras tranquilas por las que circular, sobre todo en las islas. Es mejor evitar la autopista del Adriático ya que no cuenta con carriles para bicis, hay poco espacio para adelantar y pasan muchos coches. Por suerte, se puede salvar tomando ferris para automóviles, pagando un pequeño extra (en los catamaranes no siempre se puede subir la bici).

Marzo, abril, septiembre y octubre son los mejores meses para el ciclismo, con un tiempo suave y bastante seco. De junio a agosto hay más tráfico y hace muchísimo calor.

En Eslavonia hay un par de rutas de largo recorrido : la Ruta de la Paz de Panonia, de 80 km, entre Osijek y Sombor, en Serbia, y la Ruta del Danubio, de 138 km, que bordea la frontera húngara y serbia.

La mejor ruta de todas es la Parenzana, que sigue una antigua vía de tren desde la ciudad italiana de Trieste hasta Poreč, en Istria (la parte croata tiene 78 km). En Istria también hay ciclo-rutas en Buzet, Pazin, Poreč y Rovinj, así como una sencilla ruta de 41 km que va de Pula a Medulin.

Kvarner es otro buen destino ciclista, con 19 rutas por Opatija, el Parque Natural de Učka y las islas Cres, Lošinj, Krk y Rab, detalladas en el folleto Kvarner by Bicycle, disponible en las oficinas de turismo locales.

En Dalmacia existen senderos para bicicletas en las islas Mljet y Lastovo. El folleto Central Dalmatia Bike detalla seis rutas por la Riviera de Makarska, con la más sencilla de 15 km por los alrededores de Makarska hasta una durísima de 61 km hasta lo alto de Biokovo, a una altura de 1749 m. Los montes Biokovo también son ideales para los ciclistas de montaña, al igual que las islas de Korčula y Brač, donde los senderos conducen al punto más alto de la isla, Vidova Gora (778 m).

Existen webs de utilidad para ciclistas, como www.mojbicikl.hr, www.pedala.hr o www.istria-bike.com.

Buceo y submarinismo en Croacia

Lo más sorprendente del Adriático es la claridad de sus aguas. Bucear con tubo merece la pena en casi toda la costa, aunque existen un par de puntos especialmente buenos, como Crveni Otok, cerca de Rovinj.

La turbulenta historia de la zona ha dejado recuerdos muy interesantes bajo el agua, desde antiguos barcos hundidos a un avión derribado de la II Guerra Mundial. Este último está frente a la costa de Vis, donde también hay ánforas y pecios para explorar, aunque los lugares más interesantes están a profundidades que requieren experiencia en inmersión técnica.

Otros pecios famosos son el Taranto, un barco mercante italiano de 1899 hundido por una mina durante la II Guerra Mundial frente a la costa de Dubrovnik; un barco romano del s. III y un torpedero alemán de la II Guerra Mundial hundido frente a la isla de Mljet; el Rosa, en la costa de Rab; el Peltastis, un barco griego situado a 60 m de profundidad frente a la costa de Krk; y el Baron Gautsch, un barco de vapor de pasajeros hundido por una mina cerca de Rovinj durante la I Guerra Mundial.

Además, hay infinidad de arrecifes, plataformas y cuevas para explorar. Entre la fauna marina hay peces escorpión, congrios, caracoles, nudibranquios, pulpos, langostas, el extraño mejillón gigante, corales rojos, gorgonias rojas y esponjas de todos los colores.

Hay centros de buceo por toda la costa, aunque los sitios más populares son Poreč, Pula y Rovinj, en Istria; las islas de Krk, Cres, Lošinj y Rab, en la zona de Kvarner; las islas dálmatas Dugi Otok, Brač, Hvar, Vis y Mljet; y Dubrovnik. Para más información se recomienda la web de la Asociación de Submarinismo de Croacia (www.diving-hrs.hr).

Vela

¿Puede haber algo más placentero que navegar entre islotes y playas recónditas durante todo el día y buscar un sitio bonito para pasar la noche?

Croacia ofrece montones de oportunidades a buen precio para salidas de uno o varios días. Agencias como Sail Croatia (www.sail-croatia.com) incluso organizan cruceros para mochileros.

Si se prefiere ir solo, es muy fácil alquilar un barco, con o sin capitán. Se recomienda ponerse en contacto con el Adriatic Croatia International Club (rtos deportivos, y con las siguientes agencias: Cosmos Yachting (www.cosmosyachting.com), Nautical Centre Nava, Sunsail, Ultra Sailing, White Dust Sailing, Yacht Rent y Yacht Charter Croatia (www.croatiacharter.com).

Kayak

El kayak, tanto por mar como por río, es muy popular. Se pueden alquilar en varios puntos del país y existen muchas agencias especializadas que ofrecen tanto salidas de unas horas como expediciones de varios días por las islas.

Su práctica está muy extendida en Dubrovnik, donde se ven montones de kayaks que salen en excursiones guiadas (las salidas a la puesta de sol tienen mucho éxito). También hay buenas agencias en Makarska, Split, el cabo Kamenjak, Rovinj y las islas Korčula, Vis y Rab.

En el interior se puede remar por el Danubio, en Vukovar, o en el lago Jarun, en Zagreb.

‘Windsurf’

Los destinos de windsurf más importantes de Croacia son Bol, en la isla de Brač, y Viganj, cerca de Orebić, en la península de Pelješac. Ambos están expuestos al mistral, un viento del oeste fuerte y constante que suele soplar de la mañana a primera hora de la tarde entre abril y octubre. Las mejores condiciones suelen darse a finales de mayo y principios de junio, y a finales de julio y principios de agosto.

También merecen la pena Hvar, Makarska, Mali Lošinj, el cabo Kamenjak y Poreč, e incluso se puede practicar windsurf en el interior, en el lago Jarun de Zagreb. En todos estos sitios se alquilan tablas y se ofrecen clases.

Escalada en Croacia

El mejor destino de escalada del país es el Parque Nacional de Paklenica, con itinerarios de diversos grados de dificultad que incluyen 72 rutas deportivas y 250 rutas más largas. Existe un servicio de rescate. En el monte Marjan, en pleno centro de Split, también hay zonas de escalada.

Subiendo por la costa hay un par de sitios cerca de Baška, en la isla de Krk. Los mejores puntos de escalada de Istria se encuentran en el Parque Forestal de Punta Corrente, cerca de Rovinj, con 80 rutas montadas en una antigua cantera veneciana. También se puede practicar escalada libre cerca de Buzet y Pazin.

Los mejores meses para escalar son marzo, abril y mayo, cuando aún no ha empezado el calor del verano. El viento suele aumentar en otoño e invierno.

La manera más fácil de iniciarse en la escalada es preguntar en las oficinas de turismo locales o ponerse en contacto con las agencias especializadas en turismo de aventuras. La Asociación de Montañismo Croata ofrece información en su web (en croata).

‘Rafting’

El mejor destino de rafting es el río Cetina, que discurre por una profunda garganta y termina en el Adriático, en Omiš. Es muy fácil unirse a un grupo en ese pueblo, ya que junto al río hay un montón de operadores. Otras agencias especializadas en aventuras de Split y Makarska organizan traslados y expediciones con empresas de rafting de la zona.

Es posible practicar rafting de abril a octubre; en abril y tras las fuertes lluvias, el caudal es más rápido. En verano es más tranquilo, mejor para los que lo practican por primera vez.

Esquí

A tan solo 20 min de Zagreb, la estación de esquí de Sljeme tiene remontes que suben a cinco pistas del monte Medvednica. La mejor nieve cae en febrero, pero la temporada de esquí puede durar tres o cuatro meses, si se usan cañones de esquí. Se puede esquiar de noche.

Observación de la naturaleza en Croacia

El mejor sitio de Croacia para observar la naturaleza es el Parque Natural de Kopački Rit, en Eslavonia, un importante humedal en la llanura aluvial de los ríos Danubio y Drava. Allí se han visto cerca de 300 especies de aves, incluidas águilas imperiales, pigargos europeos, cigüeñas negras, somormujos lavancos, garzas imperiales, espátulas, gansos salvajes y pájaros carpinteros. También hay 44 especies de peces y 21 tipos de mosquitos (hay que llevar repelente). Con muchísima suerte se podrá ver algún mamífero: ciervos, jabalíes, castores, martas y zorros. La mejor época para ver aves es durante las migraciones de primavera (mar-may) y otoño (sep-nov).

La región de Kvarner también es rica en animales. El imponente buitre leonado anida en las islas de Cres, Krk y Prvić, y en Lošinj hay centros dedicados a la conservación de tortugas marinas y delfines. El Parque Nacional de Risnjak recibe su nombre del lince que vive en los bosques vírgenes junto a osos pardos, lobos, rebecos y jabalíes. Avistar estos animales es muy complicado, pero tal vez se consiga ver algún ciervo en los comederos situados en las pistas, y lo que seguro se podrá observar será alguna de las especies de mariposas.

A pesar de las hordas de visitantes veraniegos, en el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice se ocultan osos, lobos, ciervos y jabalíes, además de conejos, zorros y tejones. Si se consigue apartar la mirada de las cascadas, se podrán ver halcones, búhos, cucos, marties pescadores, patos salvajes, garzas, cigüeñas negras y quebrantahuesos.

En Dalmacia, el Parque Nacional de Paklenica alberga aves de presa, mientras que en el Parque Nacional de Krka viven águilas y aves migratorias.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Las Shetland, Escocia
Los 10 mejores destinos de Europa para viajar en el 2019 elegidos por Lonely Planet. Estos son los protagonistas del 'ranking' Best in Europe 2019.
Peter Burnett / Getty Images
Pueblo cimero de Motovun rodeado de viñedos, Istria, Croacia
Aquí te contamos por qué Istria, Croacia, ha sido elegida por Lonely Planet Top 10 del 'ranking' Best in Europe 2019, los mejores destinos europeos para visitar este año.
Bram_Reusen_Shutterstock
Nyhavn, Copenhague, Dinamarca
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre las 10 mejores ciudades del 2019!
trabantos_Shutterstock