La cultura en Bruselas

Arquitectura

Tanto Brujas y Bruselas presentan una convincente muestra de estilos arquitectónicos. El edificio más raro del país, el Atomium, captura el estilo futurista de los albores de la época espacial. La arquitectura contemporánea se ha quedado rezagada (véanse los anodinos bloques de oficinas de cristal del barrio de la UE), pero en el horizonte se están alzando algunas revolucionarias construcciones, como el Concertgebouw de Brujas, su sala de conciertos de ladrillo rojo.

Historia arquitectónica

Tras la arquitectura medieval, con las columnas del románico y los rasgos más angulosos del gótico, llegó el barroco flamenco (también llamado Renacimiento flamenco) en el s. XVI y principios del s. XVII, que se inspiró en las exuberantes tendencias italianas. Los ejemplos más famosos son las fantásticas casas gremiales de la Grand Place de Bruselas, reconstruidas tras el bombardeo de la ciudad en 1695.

ʻArt nouveauʼ y otros estilos

El art nouveau, introducido a finales del s. XIX, dejó una fuerte huella, sobre todo en Bruselas. Este elegante estilo fue introducido por Victor Horta, cuyo trabajo se muestra el Musée Horta. Los característicos motivos de espirales y zarcillos son ubicuos en Bruselas, aunque el estilo habría dejado mayor impronta de no ser por la oleada de demoliciones de mediados del s. XX. La destrucción de la Maison du Peuple de Horta –derribada en 1965 para alzar un anodino bloque de oficinas– desató la ira de la comunidad internacional y se adoptaron leyes para proteger el patrimonio de la ciudad.

Museos y galerías

La rica tradición artística de Bruselas y Brujas se remonta varios siglos; el verdadero estilo belga también se advierte en las esculturas irreverentes y en los murales de tebeos. El movimiento que supo captar el sentido belga del absurdo fue el surrealismo, liderado por René Magritte, cuyo hombre con bombín se ha convertido en un emblema nacional.

Arte belga

Hasta finales del s. XVI no se empezó a distinguir entre la pintura flamenca y la holandesa. Sin embargo, reciben el nombre de primitivos flamencos los artistas que durante el s. XV retrataron la vida, la época y la religión de la nobleza y que influirían en el rumbo del arte europeo. En el s. XVI, el flamenco Pieter Brueghel el Viejo y sus dos hijos, Pieter el Joven y Jan, dejaron su huella en el paisaje artístico. No obstante, puede que el pintor belga más famoso fuera Pieter Paul Rubens (1577-1640). Nacido en Alemania, volvió a Amberes, ciudad de los padres, y creó sus obras religiosas y desnudos “rubenescos” basándose en los estilos flamenco e italiano.

Arte contemporáneo

Bélgica cuenta con un potente panorama artístico contemporáneo. Destacan las obras de Panamarenko, cuyas extrañas esculturas y cuadros fusionan artilugios voladores auténticos e imaginarios; Jan Fabre, famoso por su “Bic-art” (dibujos a bolígrafo); los cuadros de tema político de Luc Tuy-mans; y Eddy Stevens, que combina elementos del realismo lustroso de Rubens con giros surrealistas.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bruselas, Bélgica
¿Una terraza, una buena copa y una inagotable agenda cultural y de ocio? Muchos son los motivos para viajar a Bruselas en verano.
visitbrussels_E.Danhier
El emplazamiento arqueológico conocido como Coudenberg, Bruselas, Bélgica
Bruselas es una de esas ciudades en las que no importa si el buen tiempo nos acompaña o no durante nuestro viaje, ya que aquí siempre un plan 'b'.
San Francisco, Estados Unidos
Un viaje en 10 etapas por 10 museos del mundo dedicados al cómic, al manga y al dibujo animado.
GPS_Flickr