Del Schloss Belvedere al Canal

La joya de la corona de este barrio colmado de arte son el Schloss Belvedere y sus jardines, a los que hay que dedicar un día entero. Otros lugares que atraen multitudes en la zona son los cafés, tiendas delicatesen y excelentes restaurantes en los que resulta muy agradable descansar mientras se visitan los monumentos.

Lo mejor en un día

Schloss Belvedere abruma tanto en escala como en contenido, por lo que tiene sentido empezar explorando sus suntuosas salas barrocas con frescos, repletas de obras de Klimt, Schiele y Kokoschka.

Se aconseja comer en el nostálgico Café Goldegg para luego volver a deambular por los jardines del palacio, que caen como un telón teatral mostrando el horizonte vienés, y después tomar algo en la cervecería artesana Salm Bräu. Esta zona incluye los apasionantes museos Heeresgeschichtliches Museum, dedicado a la historia militar, y el Museum für Angewandte Kunst, de artes aplicadas.

Tras cenar quesos caseros y otras exquisiteces en Lingenhel, hay programas musicales diversos en Konzerthaus y otras salas.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Familia en los Alpes, Austria
Viajar a Austria es un buen comienzo para aquellos padres que se estrenan en los viajes en familia.
FamVeld_Shutterstock
Plaza de San Marcos, Venecia, Italia
Rutas para enamorados viajeros. Escenarios en los que todos los enamorados del mundo quieren hacerse una foto alguna vez en la vida.
Tania Abitbol
Blijburg aan Zee, Ámsterdam, Países Bajos
Muchas grandes ciudades han creado fantásticas playas artificiales en el mismísimo centro. ¡Y no tienen nada que envidiar a las mejores playas del mundo!
Marco Buddingh /www.blijburg.nl