Los 10 mejores países para visitar en 2014

Típico rickshaw en Penangm Malasia
www.cronicasdeuncamaleon.com by Adrià Bruix

Best in Travel 2014

Brasil, Antártida, Escocia, Suecia, Malaui, México, Seychelles, Bélgica, Macedonia y Malasia son los 10 destinos que Lonely Planet ha seleccionado este año como los países que los viajeros no deberían dejar de visitar. La lista aparece encabezada por un gigante que despertará pasiones, Brasil, e incluye rincones muy diversos que van desde las frías soledades antárticas en el centenario de la expedición de Shackleton, hasta países emergentes como Macedonia o Malasia.

1. Brasil

Máxima expectación ante la Copa Mundial de la FIFA del 2014

Como si no fuera reclamo suficiente su interminable costa bañada por el sol, sus montes cubiertos por un verde manto de selva tropical o sus bellos pueblos coloniales, Brasil será responsable de organizar dos de las citas deportivas más codiciadas del mundo: el Mundial de Fútbol del 2014 y los Juegos Olímpicos de verano del 2016. Si a esto se añade una economía ajena a la recesión, a nadie le sorprenderá que hoy por hoy Brasil sea la reina del baile. Y bien sea por recorrer senderos entre altas dunas salpicadas de lagunas azules en Lençóis Maranhenses, o por explorar deslumbrantes iglesias coloniales en pueblos detenidos en el tiempo como Ouro Preto o por nadar en los ríos rebosantes de peces cerca de Bonito, la diversidad de Brasil es tal que dejará anonadado al viajero.

2. Antártida

Una aventura irrepetible

Basta con ver el típico documental sobre naturaleza para quedar maravillado con los majestuosos icebergs, glaciares y cadenas montañosas aún por explorar de la Antártida. Aquí, también se podrán observar juguetonas especies nativas de pingüinos, focas leopardo y grupos de orcas errantes, además de una legión de aves marinas planeando en espiral sobre las furiosas aguas del océano Antártico. En el 2014 se cumple el centenario de la partida de la tristemente famosa expedición de Ernest Shackleton con la que pretendía cruzar la Antártida. Un buen momento para visitar este prístino continente (que carece de población indígena y, en verdad, no es un país) y una oportunidad única para afrontar nuevos desafíos y seguir los pasos de los exploradores más intrépidos, eso sí, rodeado de comodidades.

3. Escocia

Un año memorable

Coincidiendo con la celebración de los XX Juegos de la Commonwealth en el verano del 2014 en Glasgow, la ciudad ha recibido un multimillonario lavado de cara: nuevas instalaciones deportivas, mejoras en transporte y la regeneración del puerto. También este año tendrá lugar el Year of Homecoming, una iniciativa para atraer a la diáspora escocesa a la “madre patria” con la celebración del patrimonio, la gastronomía y la bebida de Escocia. La oferta incluye algo para todos los gustos, desde el mayor festival de bandas de metal de Europa en Perthshire hasta un campeonato de orientación en castillos escoceses, pasando por el Festival del Whisky Spirit of Speyside en mayo. Pese a todo, la política ocupa un papel protagonista: ser o no ser independientes, esa es la cuestión. Prepárate, Escocia.

4. Suecia

Una escalofriante historia, cultura y comida

Gracias al difunto escritor sueco Stieg Larsson, la mayoría de la gente tiene una idea de cómo es Suecia, incluida su fría, bella y algo estremecedora región más septentrional. Ahora bien, está emergiendo una nueva cultura popular, y no en vano la ciudad más grande del norte del país, Umeå, será la capital europea de la cultura en el 2014. Tampoco hay que olvidarse de la gastronomía porque Estocolomo es desde hace tiempo un destino para amantes del buen comer y chefs osados, aunque últimamente la reputación e influencia de esta cocina se ha extendido más allá de sus fronteras. Y dado que la cocina está tan estrechamente ligada a los ingredientes de producción local (ya sea marisco, caza, bayas, hierbas o quesos regionales), no hay como acercarse a su propio lugar de origen.

5. Malaui

Reservas, lagos y mesetas

A las pocas horas de aterrizar en Blantyre, la segunda ciudad más grande de Malaui, el viajero podrá registrarse en un alojamiento de lujo (o montar una tienda) en la Reserva Natural de Majete. Tan solo hace 10 años se encontraba diezmada por la caza furtiva, y en el último año ha recuperado su condición de santuario de los cinco grandes gracias a un proyecto de conservación de la fauna. Aquí, uno podrá acercarse a los ya mencionados elefantes, rinocerontes, leones, leopardos y búfalos sin la inoportuna hilera de todoterrenos habitual en los parques más conocidos de África. Seguidamente, se puede continuar hacia el lago Malaui y disfrutar buceando, o enfilar hacia el monte Mulanje para realizar una caminata por picos neblinosos en un etéreo paisaje lunar. Y, para terminar, nada mejor que la meseta de Viphya, una evocadora zona de praderas y colinas con reminiscencias prehistóricas.

6. México

El gigante dormido empieza a despertarse

Broncearse en una playa del Caribe tras una noche de juerga en Cancún, comprar coloridas artesanías o paladear siete tipos de mole (salsa de chiles) en Oaxaca y retroceder en el tiempo en un templo maya… México es un lugar ideal para sentirse optimista, y esto no solo lo saben los viajeros; de hecho, muchos mexicanos actualmente están más felices que nunca por vivir en su país. En el sector turístico se siguen presentando prometedores proyectos, desde flamantes museos mayas en Cancún y Mérida hasta la mayor tirolina de Latinoamérica junto a las abrumadoras barrancas del Cobre. La imagen de México está comenzando a cambiar. Por eso, es hora de desempolvar el sueño mexicano y vivirlo al máximo antes de que los precios suban y la gente acuda como moscas.

7. Seychelles

Paraíso al alcance

Diseminadas por las aguas azul eléctrico del océano Índico, estas 115 islas de ensueño contienen los ingredientes clave para unas vacaciones únicas, aunque su reputación elitista quizá haya desalentado a más de uno. Sin embargo, no todo se reduce a retiros exclusivos y elegantes chalés ecológicos. Prueba de ello son los asequibles B&B, pintorescas pensiones criollas y apartamentos que han aflorado en la última década. Y si los elevados precios de los billetes de avión eran otro impedimento, la creciente competencia ha modificado radicalmente la situación. Además, no todo gira en torno a los cócteles en la playa. La oferta se completa con senderismo, submarinismo, buceo, circuitos en barco y otras opciones de aventura, con el atractivo añadido de un soberbio paisaje. Por su parte, los amantes de la naturaleza también disfrutarán lo suyo; no en vano, las Seychelles se conocen como “las Galápagos del Índico”.

8. Bélgica

Una joya subestimada

Bélgica atesora ciudades pintorescas, como Brujas, Amberes o Gante, y una capital, Bruselas, con magníficos museos e ideales oportunidades para pasear. La comida y la bebida suponen un festival gustativo (gracias al mejor chocolate, la cerveza y las mejores patatas fritas del mundo), la campiña es llana y plácida, el litoral es sorprendentemente elegante y sus tesoros culturales abarcan desde maestros medievales hasta Tintín. Pese a todo, “Bélgica” y “vacaciones” no suelen asociarse. A pesar de ello, a partir del 2014 se espera una enorme afluencia de visitantes con motivo del 100 aniversario del estallido de la I Guerra Mundial, lo que quizá logre cambiar ciertas ideas preconcebidas. Quienes visiten el país por primera vez encontrarán pueblos medievales donde convergen la cultura y la gastronomía, sumados a edificios góticos, óleos de Brueghel, Van Eyck y Magritte, canales y tiendas fascinantes. También aguardan plácidos prados donde las vacas pacen junto a monumentos, y campos de batalla y cementerios testimonio de los horrores de una guerra cada vez más remota.

9. Macedonia

Regreso al futuro, al estilo balcánico

El año 2014 marcará el final de la controvertida renovación de Skopie, la capital macedonia, que poco a poco se ha ido convirtiendo en un destino más amable para el visitante, con una amalgama de flamantes albergues modernos, bares de vinos y bistrós de categoría, además de una de las mejores ofertas de clubes en Europa meridional. Más allá de Skopie y otros centros turísticos más establecidos, como el lago Ohrid, la estación de esquí de Mavrovo y la antigua Stobi, están surgiendo nuevas propuestas en otros puntos del país. La serena Berovo, en la frontera con Bulgaria, es una nueva opción en el catálogo de los hoteles spa. En la idílica mitad oriental de Macedonia, la recia y vetusta Kratovo –con puentes de piedra de la época otomana y callejas empedradas– está renovando mansiones turcas hasta hace poco abandonadas, dando fe de la otrora riqueza de esta vieja población minera. Y en la árida región vitícola de Tikveš, flamantes bodegas de categoría atraen a visitantes sedientos de vino.

10. Malasia

El retorno de una Malasia renovada

Con el objetivo de alcanzar los 28 millones de visitantes, Malasia está desplegando un abanico de nuevas atracciones. Sus principales activos son el mayor parque de aves del sureste asiático en Malaca (con 6000 ejemplares de más de 400 especies), además de Legoland Malaysia y Hello Kitty Land en Nusajaya. La flamante segunda terminal del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, orientada al floreciente sector de las aerolíneas de bajo coste, es otra baza importante a la hora de atraer más visitantes. Las competitivas tarifas ofrecidas por Malaysia Airlines, AirAsia, Firefly y Malindo Air logran que desplazarse por este disperso país sea pan comido. Además, se van a abrir rutas semanales directas con destinos tan diversos como Estambul o Pyongyang. Por su parte, el Borneo malasio depara experiencias asombrosas, desde explorar el apartado Kudat hasta dejarse mimar en el lujoso Gaya Island Resort de Pulau Gaya. Los más osados podrán descubrir el país sobre dos ruedas aprovechando el auge del cicloturismo gracias a la proliferación de circuitos guiados en Sabah; una propuesta para crear un sendero ciclista por la costa de Penang; y un proyecto comunitario que detalla las rutas ciclistas en los alrededores de Kuala Lumpur.

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.