Explorar Omán

Mascate, Omán
Luca Nebuloni - Flickr

El mejor lugar para estar un día de febrero

¿Por qué? Porque Omán cuenta con el mejor clima: cálido pero no demasiado caluroso

En Omán hace mucho calor entre marzo y octubre, cuando las temperaturas pueden superar los 40°C, pero en febrero los días son templados, las noches frescas y el clima es perfecto para explorar.

Se puede empezar por la capital, Mascate, para visitar la Gran Mezquita del Sultán Qaboos (una de las más grandes del mundo) y el animado zoco de Mutrah. Quizá se pueda ver el final del Festival de Mascate (durante cuatro semanas, enero-febrero). Si no, siempre está el Programa de Teatro Cultural: de diciembre a finales de marzo el Ministerio de Turismo organiza representaciones y eventos musicales de talla mundial en el teatro del castillo de Al Flayj. 

Saliendo de la ciudad hay que ir a la península de Musandam para prístinas opciones de submarinismo o un crucero en un dhow tradicional. También se puede aprovechar el clemente clima para hacer senderismo por las montañas Hajar a través de antiguos senderos de burros y wadis hasta antiguos fuertes, huertos de frutales, aldeas y cuevas. Además, se puede conducir hasta lo alto del Jebel Shams (3005 m), la montaña más alta de Omán, para disfrutar de espléndidas vistas. (www.omantourism.gov.om)

Descubre El mejor lugar para estar hoy, un libro con 365 planes, uno para cada día del año.

Más planes para disfrutar en febrero:

Carnaval en Quebec

Escalar el Aconcagua

Entrar en el Lugar Vacío

Patinar por el Mälaren

Nuestras guías