Cócteles de altura

Lebua Hotel en Bangkok, Tailandia

Ingredientes seleccionados, bebidas espirituosas y mucho arte. Si a estos tres factores le sumamos una situación privilegiada, ya tenemos el cóctel perfecto. Hoy recorremos tres bares de altura desde donde degustar un rico cóctel con la ciudad a nuestros pies. Bangkok, Hong Kong o Manchester son tres de ellas. ¡Salud!

Creo que hasta me mareé cuando se me ocurrió asomarme al abismo de más de 250 metros de altura mientras me preparaban un Cosmopolitan en la barra del Sky Bar en el hotel Lebua de Bangkok. Recuerdo que acababa de cenar en uno de los restaurantes más famosos de la ciudad, Sirocco, situado a pocos metros de la barra, y tocaba tomarse el postre en la terraza al aire libre más fotografiada de Bangkok y una de las más altas del mundo. Así que tras degustar el mejor pato que he tomado en mi vida y algunos de los famosos dulces del pastelero Gilles Delaloy, puse a prueba mi adrenalina y avancé, no sin que me temblaran hasta los tacones, hacia la colorida barra del Sky Bar. Aquí lo mejor es, sencillamente, observar. La inmensidad, las luces, la vida nocturna de la ciudad completamente a tus pies. Desde luego fue una experiencia inolvidable, sobre todo para una persona con mucho vértigo como yo.

Ozone Bar en Hong Kong

De Bangkok a Hong Kong rozando el cielo con las manos, la coctelera está preparada en Ozone, la azotea del hotel Ritz Carlton. Es moderna, cosmopolita y cuenta, como para no, con unas más que privilegiadas vistas de la bahía Victoria. No apta para cardíacos, se ubica en la planta 118 del hotel y es uno de los rincones creados para ver y ser vistos en Hong Kong. Entre sus cócteles encuentras creaciones exclusivas, como todo por aquí, como el Aria 118 o el Champán Mojito. Mereció la pena subir hasta aquí para degustarlos y también para picotear algunas de sus tapas asiáticas, como los calamares crujientes con albahaca. Por si fuera poco, los domingos también sirven brunch. Ozone es una delicia que me recomendó Sergi Arola cuando organizaba mi viaje a Hong Kong y es verdaderamente un must en la ciudad.

Cloud 23 en Manchester

Y como no hay dos sin tres, regresamos a Europa en busca de los mejores cócteles de altura. Yo encontré un buen lugar en Manchester y su nombre es Cloud 23. Con la ciudad a vista de pájaro y preparados para recibir a su cosmopolita clientela, en Cloud 23 se pueden degustar ricos combinados como el Hemingway Daiquiri, aunque este es solo uno de su extensísima carta de bebidas donde el Cosmopolitan es el rey. Este local en Manchester no es un sitio de copas y música a todo volumen, aquí el ambiente es relajado, en consonancia con su decoración, y se puede charlar y picotear una, por ejemplo, rica selección de quesos locales. Ocupa parte de la planta 23 del hotel Hilton Manchester que es, por cierto, una buena opción donde descansar en la ciudad.

Texto: Lorena G. Díaz

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.