15 viajes por Europa por menos de 100 €

Birmingham, Reino Unido
Bs0u10e0 - Flickr

Las nuevas escapadas de moda con vuelos de bajo coste

Viajar “a donde el bajo coste nos lleve” se ha convertido en toda una nueva forma de conocer destinos y permite descubrir ciudades como Skopie, Bastia o Bremen o repetir urbes que tienen mucho que ofrecer como Londres. Este año, las compañías de bajo coste nos animan a descubrir Manchester o Basilea, escaparse unos días a islas del Mediterráneo como Malta o Córcega, darse un capricho gourmet en Lyon o en Birmingham, huir al norte para esquiar en las pistas de Oslo o salir de marcha por la universitaria Bolonia.

1. Leeds (Reino Unido)

Desde hace tiempo, Leeds es una de las grandes estrellas de las líneas europeas de bajo coste: es un centro neurálgico en el país y desde allí vuelan muchos británicos hacia nuestras costas. A los españoles no nos inspira demasiado, pero nos atraerá mucho más la idea de escaparnos un fin de semana a esta ciudad británica si contamos que está en la región de Yorkshire, la de los paisajes que inspiraron Cumbres Borrascosas.

Leeds es la tercera ciudad más grande de Inglaterra y una de las preferidas por los británicos para vivir, por delante incluso de Londres. Las compras, y sobre todo la gastronomía son dos de sus principales atractivos.

En España Jet2 tiene vuelos desde nueve ciudades españolas (Alicante, Barcelona, Ibiza, Lanzarote, Palma, Málaga, Menorca, Murcia y Tenerife), por menos de 90 € ida y vuelta. 

2. Manchester (Reino Unido)

 © Mike Kniec - www.flickr.com/photos/112923805@N05/15521664568 

Seguimos en el corazón de Inglaterra, con otro destino para descubrir aprovechando los vuelos baratos. Manchester es una ciudad perfecta para los amantes de la música británica (es la ciudad de Morrisey, de Oasis o de New Order, por ejemplo). El ambiente estudiantil y de marcha se mueve por Oxford Road, Deansgate, el bohemio Northern Quarter o la zona gay de Canal Street. Pero si lo que interesa es el arte, hay que ir directamente a The Lowry, una galería que alberga la mayor colección del mundo de este popular artista británico del siglo XX. Si se prefiere la ciencia, el Museo de la Ciencia y la Industria es perfecto e innovador. Y puestos a descubrir lugares: los baños de Chorlton-on-Medlock, abiertos en 1906 como “palacio de agua”, son una sorprendente visita al mundo victoriano.

Ryanair vuela desde Madrid por 50 € ida y vuelta. 

3. Londres (Reino Unido)

Afortunadamente, Londres sigue figurando entre las preferencias de todas las líneas de bajo coste porque hay una clientela siempre fiel que espera escaparse a la capital británica a la menor ocasión, siempre con nuevas propuestas culturales, musicales o gastronómicas para sorprender. Con los billetes baratos se puede incluso plantear una breve escapada solo para ir al teatro al West End, para pasar una tarde de compras, o para visitar una exposición. Se puede ir una y otra vez, y siempre se encontrará algo.

La novedad es Norwegian, que desde hace algún tiempo vuela directamente desde Madrid a Gatwick, con wifi gratis a bordo y por solo 80 € ida y vuelta. 

4. Birmingham (Reino Unido)

El capítulo de las escapadas británicas más baratas se cierra con Birmingham, la capital del curri inglés, la ciudad de los chocolates Cadbury, y también la de Tolkien y su Hobbit. Esta tradicional capital industrial del corazón del país es el escenario de proyectos futuristas como los sorprendentes almacenes Seldfridges o el gigantesco acuario diseñado por Norman Foster.

Los amantes del arte tienen la oportunidad de visitar un museo clásico como el de Artes de la Ciudad o contemplar colecciones como la del Barber Institute, mientras que los viajeros foodies tienen una cita imprescindible en el Triángulo Balti, meca de la cocina de fusión indo-británica: una zona donde se concentran más de 50 restaurantes que nos harán viajar con la imaginación y el paladar.

En 2016 Iberia Express comenzará a operar una línea desde Madrid por78 € ida y vuelta. 

5. Pisa (Italia)

En Italia hay un par de ciudades a las que se puede volar por menos de lo que costaría una buena comida en España. Pisa es una de ellas, una ciudad perfecta para una escapada a contemplar la famosa torre o para conocer lugares de la Umbría y la Toscana, como San Gimignano, Vinci, Lucca o Siena.

En Pisa la universidad sigue siendo el eje de la vida animada de bares y cafés, pero su emblemática torre en la Piazza del Miracoli, sigue acaparando las fotografías de los turistas. Para ver la verdadera cara de la ciudad, lejos de los abarrotados monumentos medievales de esta Piazza, hay que acercarse a las orillas del Arno: espléndido palacios pintados en infinidad de tonos bordean el terraplén junto al río por el sur. Una foto también preciosa y diferente.

Por 40 € ida y vuelta, Ryanair vuela desde Madrid. 

6. Turín (Italia)

La otra ciudad que las líneas de bajo coste ponen a tiro de piedra es Turín, toda una sorpresa al pie de los Alpes, con un elegante urbanismo que se une a la vanguardia artística en museos de arte como el Lingotto, la antigua sede de Fiat que Renzo Piano convirtió en museo. Pero hay mucho más: aquí está el segundo mejor museo egipcio del mundo, un original museo del cine en la formidable Mole Antonelliana, palacios renacentistas y barrocos por todas partes, el mejor chocolate, los cercanos lagos de los Alpes, la región de los vinos del Langue…. Ryanair vuela desde Barcelona por unos 35 €. 

7. Bolonia (Italia)

 © Tiberio Frascari - www.flickr.com/photos/tango-/6952056797 

La última de las grandes escapadas a Italia a bajo coste es Bolonia, una ciudad a la que por algo llaman “la grassa” (gorda). Muchos clásicos de la gastronomía italiana provienen de esta ciudad: tortellini rellenos de carne, mortadela o los característicos tagiatelle al ragù (a la boloñesa, que decimos nosotros).  Conviene comprar en el Cuadrilátero, repleto de charcuterías, hacer una excursión a Módena, conocida por su vinagre balsámico de fama mundial, o a Parma, ciudad del queso parmigianino reggiano. Pero más allá de la gastronomía, en Bolonia nos esperan las naturalezas muertas de Morandi, sus palacios renacentistas, San Petronio, la quinta basílica más grande del mundo, y sobre todo, la Universidad con toda la marcha estudiantil que cabe imaginar.

Con Vueling se puede volar por 60 € ida y vuelta desde Madrid y Barcelona. 

8. Oslo

Para quitarnos la idea de que viajar a Noruega es caro, solo hay que consultar las tarifas de los vuelos de la compañía aérea Norwegian desde Madrid, Barcelona y Málaga a Oslo, o las de Ryanair desde Alicante. Oslo está a tiro de piedra por menos de 100 euros. Con estos precios, la capital noruega se ha convertido en una ciudad atractiva para una escapada de fin de semana, con muchos museos y prestigiosas galerías de arte, y desde hace poco, con un flamante teatro de la ópera, blanco como un glaciar. Y esto es solo el principio de la transformación que está experimentando la ciudad y la está convirtiendo en una de las más animadas de Escandinavia. Un detalle irresistible para los esquiadores: en Oslo el metro llega directamente a las pistas y podrás ver cómo la gente se sube con sus esquís a los vagones, como quien va a trabajar. Imprescindible: visitar sus museos marítimos, el Museo Munch y el barrio bohemio de Grünerlokka.

Con Norwegian volaremos directamente desde Madrid, Barcelona y Málaga por menos de 100 € ida y vuelta, y con Ryanair, desde Alicante desde 40 € ida y vuelta. 

9. La Valeta (Malta)

La capital de Malta se ha hecho famosa en los últimos tiempos por servir de escenario a la primera temporada de Juego de Tronos; en realidad este es un detalle insignificante comparado con los centenarios atractivos de una fortaleza impresionante y sorprendente. La historia de los Caballeros Hospitalarios (los de la Orden de Malta) impregna esta inexpugnable fortaleza en la que no faltan construcciones barrocas, neoclásicas e incluso modernas. El reducido tamaño de la capital y su armonioso diseño en cuadrícula facilitan recorrerla a pie. Las casas se distinguen por su balcones de madera y sus miradores, y las empinadas colinas hacen que las calles recurran a escaleras para encaramarse a lo alto.

Malta está llena de localizaciones cinematográficas, desde las ciudades históricas como la diminuta y amurallada Mdina, hasta las azules costas con bellas formaciones rocosas. La isla es el auténtico corazón del Mediterráneo, con influencias de todas las culturas y en ella encontraremos un poco de todo: templos prehistóricos, acantilados salpicados de fósicles, calas escondidas, lugares para practicar el submarinismo y sobre todo una historia sorprendentemente intensa.

Ryanair volará este invierno desde Madrid desde unos 70 € ida y vuelta. 

10. Bastia (Córcega, Francia)

 © Fr Maxim Massalitin - www.flickr.com/photos/massalim/5737880641 

Sin dejar el Mediterráneo, es el momento de conocer otras islas como Córcega, donde Vueling comenzará a volar desde Barcelona el verano que viene. Bastia tiene todo el carácter que uno espera de un viejo puerto del Mediterráneo. No tiene el estilo sensual de Ajaccio o el atractivo arquitectónico de Bonifacio, los otros enclaves de la isla, pero es la viva imagen de la Córcega moderna. Podremos pasear su Vieux Port, o subir a su ciudadela del siglo XV-XVII, y también salir hacia en norte a explorar el remoto y salvaje Cap Corse, sorteando sus tortuosas carreteras costeras que nos llevan por pueblecitos pesqueros y colinas desde las que contemplar un accidentado litoral.

La Isla de Córcega es parte de Francia desde hace más de dos siglos pero mantiene sus propias costumbres, cocina, idioma e incluso carácter de sus gentes. Sus paisajes son una combinación perfecta de estupendas playas con montañas bellísimas, como un continente en miniatura.

Desde junio de 2016 Vueling volará desde Barcelona a Bastia, y se pueden reservar ya los billetes desde unos 90 € ida y vuelta. 

11. Lyon (Francia)

Hay otro destino francés al alcance de cualquier bolsillo para hacer una escapada, que en este caso debe ser básicamente gastronómica. Se trata de Lyon, conocida como templo para los gastrónomos más caprichosos que viajan para disfrutar en sus clásicos bouchons (bistrós pequeños) o en restaurantes de vanguardia. Pero Lyon es además una ciudad de museos: el del Cine, del Arte Religioso, del Guiñol o de la Civilización galo romana, con un panorama cultural muy interesante y un casco antiguo de calles estrechas y edificios medievales y renacentistas por descubrir. Merece especialmente la pena conocer su pasado romano, comprar en sus tentadores mercados, darse un homenaje gastronómico en uno de sus típicos bouchons, visitar sus antiguos talleres de seda o descubrir curiosidades como el laberinto oculto bajo tierra de los traboules: 315 pasadizos secretos que comunican 230 calles del casco viejo de Lyon, algunos de tiempos de los romanos.

EasyJet vuela desde Madrid desde 50 € ida y vuelta. 

12. Ginebra (Suiza)

 © Patrick Nouhailler - www.flickr.com/photos/patrick_nouhailler/7684250892 

Damos un pequeño salto hacia Suiza para viajar a Ginebra, una ciudad con fama de cara, pero con vuelos desde España a partir de unos 35 €. Una vez allí habrá que cambiar el chip para moverse por una de las ciudades más caras de Europa, pero también de las más elegantes, limpias y cosmopolitas. Aquí viven trabajadores de 200 organizaciones internacionales y eso se nota en el ambiente de la ciudad y en sus muchos bancos, joyerías de lujo y tiendas de diseño. Pero también hay atractivos para todos los bolsillos: pasear por la orilla del lago y ponerse debajo de su Jet de l’Eau (surtidor), callejear por el casco antiguo, sentarse en alguno de los bares con terrazas que ponen cuando hace buen tiempo al borde del lago, descubrir el Jardín Anglais, visitar la Catedral de San Pierre o descubrir museos como el Barbier-Mueller, el de Arte Contemporáneo o el del relojero Patek Phillipe. El lado bohemio de Ginebra está en Carouge, con calles estrechas llenas de bares, boutiques y estudios de artistas, o en el alternativo Pâquis. Y no hay que olvidar que Ginebra es también la puerta de entrada de los Alpes, otra buena razón para volar hasta aquí.

EasyJet vuela todos los días a Ginebra desde Madrid desde 35 €. 

13. Basilea (Suiza)

La alternativa a Ginebra es Basilea, otro destino de EasyJet, esta vez en el norte del país. Basilea es lo más parecido a un puerto de mar en Suiza: el Rin es navegable para barcos bastante grandes desde este punto hasta su desembocadura. Pero sobre todo, Basilea es una ciudad cultural, con muchos museos, galerías de arte, edificios vanguardistas y un casco antiguo con mucho encanto. Aquí está por ejemplo la Fondation Neyeler, con una de las colecciones de arte más importantes de Suiza, y en la ciudad y sus alrededores encontramos edificios de siete premios Pritzker de arquitectura. Si nos asomamos a la frontera alemana podremos, por ejemplo, ver el deslumbrante Vitra Design Museum, diseñado por Frank Gehry y rodeado por un grupo de construcciones de arquitectos de vanguardia. Se llega en autobús desde el centro de Basilea en 25 minutos.

Desde Basilea se pueden también visitar las principales ruinas romanas del país, Augusta Raurica, y un grupo de castillos y villas medievales repartidos por la campiña de Argovia.

Desde Madrid se puede volar a Basilea con EasyJet desde 54 € ida y vuelta. 

14. Bremen (Alemania) 

 © Andreas Dantz - www.flickr.com/photos/szene/8725721158 

Y ya desde Centroeuropa, se puede dar un salto a Alemania y concretamente al norte del país. Allí está la famosa Bremen de los cuentos y una vez allí uno se dará cuenta de que la ciudad parece realmente un cuento. Es una ciudad relajada, perfecta para disfrutar de la buena comida y bebida, para pasear sin prisas por sus estrechas calles antiguas y para conocer a los alemanes más sociables y abiertos del país. El centro de todo está en los barrios del casco antiguo (Marka, Böttcherstrasse, Schmoor y Schlacte), este último con muchos bares y restaurantes. Por supuesto, hay museos, fábricas de cerveza para visitar (aquí está la de Beck), galerías de arte y, si se viaja en febrero… ¡Un festival de samba! Desde 1986 Bremen ha convertido su carnaval en un homenaje a la samba en el que más de 10 000 personas salen a bailar por las calles, en el evento de este tipo más grande de Europa. Si no podemos resistir la tentación y nos animamos a viajar en noviembre y diciembre, nos encontraremos el típico mercadillo navideño alemán junto al Ayuntamiento y la catedral.

Los vuelos con Ryanair o con Vueling cuestan desde 80 € ida y vuelta. 

15. Skopje (República de Macedonia)

La propuesta de bajo coste más exótica es la República de Macedonia, y aunque nunca se haya pensado en hacer una escapada a este remoto lugar de los Balcanes, el precio es realmente tentador. Allí se descubrirá un país sorprendente y casi desconocido, una mezcla de cultura balcánica y mediterránea, con impresionantes ciudades antiguas, pueblos con tejados de pizarra, cafés al borde de la carretera, lagos, puestos de sandía junto a la carretera y paisajes fantásticos. En verano es perfecto para el senderismo, la bicicleta de montaña o el descubrimiento de profundos cañones o monasterios medievales en montes remotos. En invierno hay esquí en estaciones como Mavrovo y muchas fiestas en los pueblos.

Skopie, la capital, es una ciudad histórica, acogedora, muy animada y balcánica hasta la médula, con una mezcla fascinante de huellas sefardíes, edificios otomanos e iglesias ortodoxas. Está en plena fiebre constructora y en continuo cambio, pero todavía conserva maravillas del pasado otomano y bizantino, como el puente de piedra del siglo XV, el antiguo bazar turco o la rica iglesia de Sveti Spas.

WizzAir vuela desde Barcelona, desde 40 € ida y vuelta.

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.