Consejos para viajar a Turquía

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Gobierno de España recomienda viajar con precaución a Turquía.

Se deben evitar las provincias fronterizas con Siria y el cruce de la frontera con Siria, las provincias fronterizas con Irak (Sirnak y Hakkari) y el cruce de la frontera con Irak, así como algunas provincias del sureste/este de Turquía: Batman, Siirt, Mardin, Diyarbakir, Tunceli, Van, Erzurum y Ardahan.

Antes de viajar a Turquía, se aconseja consultar las recomendaciones de viaje en:

Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación

Cuestiones legales

En teoría, el viajero debería llevar siempre el pasaporte encima. En la práctica, basta con llevar una fotocopia.

Existen leyes muy duras contra la compra y el contrabando de antigüedades y las drogas ilegales. Las cárceles turcas no son lugares muy agradables.

Seguridad y precauciones

Aunque Turquía no es en absoluto un país peligroso, siempre se recomienda tener cierta cautela, sobre todo si se viaja solo.

La seguridad en Turquía no es una prioridad: los baches en las aceras no se arreglan, los precipicios no se vallan, los cinturones de seguridad no siempre se ponen, los socorristas en las playas escasean y los conductores de dolmuş (microbús) toman las curvas mientras devuelven el cambio.

Las dos zonas en las que hay que ir con mayor cuidado son Estambul, donde se producen estafas de varios tipos, y el sureste de Anatolia, donde durante 30 años ha habido un conflicto entre el Estado turco y el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán). El conflicto no terminó hasta el 2013. Las conversaciones de paz se detuvieron, y la guerra civil en la vecina Siria ha complicado la situación, pero ambos lados se han comprometido a encontrar una solución. Aunque se reanuden los enfrentamientos, los ataques del PKK suele producirse lejos de las rutas turísticas, en zonas remotas y montañosas del sureste de Anatolia. Si el viajero va a visitar la zona, debe informarse antes sobre la situación.

Agresiones

Se han producido agresiones sexuales contra viajeros de ambos sexos en hoteles del centro y el este de Anatolia. Si se viaja solo o por zonas recónditas, conviene investigar y consultar en foros antes de partir.

Estafas y drogas

En un timo frecuente en Estambul, dirigido normalmente a un solo individuo, un joven bien vestido entabla conversación con él en la calle y le lleva a un bar. Después de varias copas y probablemente la atención de algunas chicas que le ofrecen más bebida, llega la cuenta. El precio es astronómico y los propietarios son capaces de crear una carta con los precios inventados. Si no cuenta con suficiente efectivo, le llevarán del brazo hasta el cajero más cercano. Si al viajero le ocurre algo similar, debe denunciarlo a la policía turística. Algunos han conseguido volver al bar acompañados de un policía y que les devuelvan el dinero.

En una variante menos común de esta estafa, al viajero le echan algo en la bebida y despierta en un lugar desconocido sin sus pertenencias, ni sus zapatos, o en otro estado aún peor.

Los hombres solos no deberían aceptar invitaciones de desconocidos en las grandes ciudades sin haber evaluado cuidadosamente la situación. El viajero puede invitar a sus nuevos amigos a un bar de su elección, y si no aceptan, empezar a sospechar.

También ha habido casos de viajeros a los que les han echado algo en la bebida en trenes nocturnos para robarles. Los turcos suelen ser compañeros de viaje sociables y generosos, pero hay que tener cuidado a la hora de aceptar comida o bebida de gente de la que no se está al 100% seguro.

Antigüedades

No se deben comprar las monedas y otros objetos que ofrecen vendedores en sitios históricos como Éfeso y Pérgamo, pues se está incurriendo en un delito que puede llegar a castigarse con la cárcel. Además, es probable que los vendedores estén compinchados con los policías locales.

Limpiabotas

En Sultanahmet, Estambul, si a un limpiabotas que camina hacia el viajero se le cae el cepillo, este no debe recogerlo, pues insistirá en regalarle una limpieza “gratis” y después intentará cobrarle.

Insectos

En pleno verano, los mosquitos son un problema incluso en Estambul, y pueden convertir unas vacaciones en la costa en una pesadilla. Algunas habitaciones de hotel disponen de mosquiteras y/o dispositivos antimosquitos eléctricos, aunque nunca está de más llevar repelente.

Lesa majestad

Las leyes contra la humillación, difamación e injurias a Atatürk, la bandera turca, el pueblo turco y la república turca se toman muy en serio. Hacer comentarios despectivos, incluso en una discusión acalorada, puede ser suficiente para que un extranjero vaya a la cárcel.

Manifestaciones

En muchas ciudades turcas es habitual encontrar manifestaciones, especialmente en Estambul. Se recomienda evitarlas, ya que pueden producirse enfrentamientos con la policía, como ocurrió en la plaza Taksim en el 2013.

Tabaco

A los turcos les encanta fumar, y hasta hay un chiste sobre la propensión tabaquista del país: “¿Quién fuma más que un turco? Dos turcos”.

Está prohibido fumar en espacios públicos cerrados y se puede castigar con una multa. Hoteles, restaurantes y bares suelen ser espacios libres de humo, aunque los bares a veces se toman la norma con relajación a medida que avanza la noche. En las zonas menos turísticas, en hoteles de precio bajo y medio, la prohibición se cumple en las zonas comunes, pero se trata con indulgencia en las habitaciones, que a menudo tienen cenicero. Tampoco está permitido fumar en los transportes públicos, pero en ocasiones los taxistas se saltan la regla.

Tráfico

Los peatones deben saber que algunos turcos son conductores agresivos y peligrosos, y que muchos motoristas no respetan los semáforos. Hay que dejar pasar a todos los vehículos en todas las situaciones, incluso si hay que dar un salto para esquivarlos.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock
Gastronomía típica de Estambul, Turquía
La cocina turca ofrece innumerables e irresistibles platos y Estambul es el lugar perfecto para descubrirlos y degustarlos.
Cristi_Popescu_Shutterstock
Queen Victoria Market, Melbourne, Australia
Un viaje para disfrutar de los mejores sabores del mundo en 10 mercados locales.
Adam Calaitzis_Shutterstock