Consejos para viajar a Jordania

¿Es seguro viajar a Jordania?

Tras la Primavera Árabe

Jordania es un lugar seguro para los visitantes. Pese al descontento local con temas como la inmigración iraquí, la crisis de los refugiados sirios, el desempleo y la elevada inflación, es poco probable que el viajero note indicio alguno de la confusión en los países vecinos.

La revuelta democrática de la Primavera Árabe del 2011 se vivió de forma fugaz en Jordania. El rey Abdalá II es un líder respetado y cuenta con el favor de la opinión pública por sus esfuerzos por introducir reformas democráticas y erradicar la corrupción pública.

Terrorismo

Jordania vive en una zona de conflicto y ha tenido que lidiar con las guerras civiles al otro lado de la frontera, en Siria e Iraq, con las repercusiones de la Revolución Egipcia y la tensión de Palestina. Por todo ello, el país es un lugar reconfortantemente tranquilo y estable. Aun así, hay manifestaciones esporádicas en apoyo de los palestinos en Karak, Tafila y Ma’an, y en las zonas universitarias de Irbid, Mu’tah y el norte de Ammán. También se ha registrado algún disturbio en el campamento de refugiados sirios de Zaatari.

El último ataque terrorista importante en Jordania tuvo lugar en el 2005, cuando unos terroristas suicidas de la sección iraquí de Al-Qaeda mataron a 60 personas e hirieron a otras 115 en unos ataques a tres hoteles de Ammán. En el 2012 hubo un intento fallido de un ataque similar. Jordania reforzó sus leyes antiterrorismo en el 2014 para limitar los posibles ataques por parte de yihadistas sirios, y mantiene una estrecha conexión con las fuerzas de seguridad estadounidenses y británicas. Desde el 2014 se han producido uno o dos incidentes aislados al año, pero ninguno ha mermado la reputación de Jordania como un país tranquilo.

Compromiso con la seguridad

En la última década, el Gobierno jordano ha hecho una importante inversión en turismo. Con tanto en juego en cuestión de ingresos, se respira un deseo colectivo de mantener la reputación del país como destino seguro. Estas son algunas de las medidas gubernamentales al respecto:

  • Gran presencia de fuerzas de seguridad en muchos hoteles turísticos.
  • Detectores de metal en hoteles y algunos edificios públicos.
  • Policía turística en los lugares más importantes.
  • Controles en todas las zonas fronterizas.

Qué hacer

  • Estar alerta en las ciudades y alejarse de grandes concentraciones.
  • Cooperar educadamente en los controles de seguridad a la entrada de los hoteles y en las carreteras.
  • Mantenerse al día de las noticias en los periódicos de lengua inglesa publicados en Ammán.
  • Comprobar en internet las últimas advertencias sobre viajes del ministerio del país de origen.
  • Consultar en la embajada o consulado en Jordania sobre preocupaciones concretas.
  • Registrarse en la embajada o consulado al llegar si ha habido desórdenes públicos recientes.
  • Confiar en la policía, el ejército y las fuerzas de seguridad. Son muy cordiales, honrados y hospitalarios, como el resto de sus compatriotas.

Qué no hacer

  • No preocuparse en exceso; la probabilidad de tener problemas es muy baja.
  • No implicarse si se es testigo de protestas políticas o disturbios.
  • No entablar conversaciones sobre política con personas recién conocidas.

Consejos gubernamentales para el viajero

Las siguientes webs gubernamentales ofrecen consejos de viaje e información sobre zonas conflictivas actuales.

Ministerio de Asuntos Exteriores de España (www.exteriores.gob.es)

Departamento de Estado de EE UU (http://travel.state.gov)

Otros peligros

Campos de minas

Jordania firmó el Tratado Internacional de Ottawa sobre la prohibición de minas antipersona y, en el 2012, se convirtió en el primer país árabe en declararse libre de minas. Los antiguos grandes campos minados en zonas fronterizas entre Jordania y Siria ya no existen, aunque informes no corroborados afirman que recientemente se han colocado minas en el lado sirio debido a la guerra civil en ese país.

Robos y delitos

El índice de criminalidad es bajo. Por lo general, dejar las bolsas al cuidado de un miembro del personal de una estación de autobuses o un hotel es seguro. Hay que evitar sacar conclusiones precipitadas si se extravía algo, ya que los jordanos tienen mucho que perder en un país en el que robar a los invitados está muy mal visto.

Los castigos son muy severos y, en un país con mucho desempleo, hay muchas posibilidades de perder un trabajo sin grandes esperanzas de conseguir otra forma de ganarse la vida en el futuro. Aun así, hay que estar al tanto de algunas estafas.

Estafas habituales

Paseo en taxi El taxímetro es en fils, no en dinares, y algunos visitantes se confunden a la hora de pagar. Quizá comprensiblemente, el taxista raramente indica el error.

Artesanía local Los dueños de algunas tiendas aseguran que su artesanía es local y los beneficios redundan en la comunidad, cuando en realidad es importada.

Dinero regalado Las presuntas ‘antigüedades’ a menudo son existencias del año anterior cubiertas de una convincente capa de polvo. Las lámparas de aceite y monedas ‘antiguas’ rara vez son lo que parecen.

¿Lleno o cinco? En muchas gasolineras, al pedir el depósito lleno, el empleado lo llena por el valor de 5 JOD y después, alegando malentendido, lo acaba de llenar y añade los 5 JOD.

¡El dinero o las luces! Algunos niños en las carreteras entre Madaba y el mar Muerto paran a los coches de alquiler y piden dulces o 1 JOD. Si el conductor se niega, apedrean el coche, apuntando sobre todo a las luces.

Una acogedora cueva En Petra, algunos hombres se acercan mujeres que viajan solas y les ofrecen la luna, una cama bajo las estrellas y el mundo entero. Después llegan las peticiones de dinero, que pueden continuar incluso después de que la víctima del flechazo haya vuelto a casa.

Cuestiones legales en Jordania

El sistema legal jordano ha evolucionado a partir de distintas tradiciones. El derecho civil y mercantil se basa en gran parte en una ley consuetudinaria de estilo británico, mientras que los asuntos religiosos y familiares los resuelven los tribunales islámicos, que aplican la sharia, o sus equivalentes eclesiásticos para los no musulmanes. En resumen:

  • La edad mínima legal para conducir y beber es de 18 años.
  • La edad de consentimiento para hombres y mujeres es de 16 años.
  • Una persona puede ser procesada según las leyes sobre la edad de consentimiento del país de origen, incluso en un país extranjero.
  • Los viajeros deben respetar las leyes del país.
  • El consumo de drogas de cualquier tipo se castiga duramente.
  • Es ilegal criticar al rey.
  • No se toleran el exceso de velocidad, conducir bajo los efectos del alcohol o no llevar el cinturón.
  • Si el viajero incumple la ley, su embajada solo podrá contactar con parientes y recomendar abogados locales.

Se aconseja consultar la información actualizada sobre seguridad para Egipto en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Petra, Jordania
El acceso al visado para Jordania y a un montón de puntos de interés de Jordania es más fácil y económico para los viajeros gracias al Jordan Pass.
Justin_Foulkes_Lonely_Planet
Pareja en Petra, Jordania
Una escapada romántica a Jordania y vivir momentos inolvidables en pareja gracias a su cálida hospitalidad, exquisitas puestas de sol, un sinfín de aventuras al aire libre y unos paisajes de ensueño.
Huey_Min_Shutterstock
Petra, Jordania
Jordania, país Top 6 del Best in Travel 2019, es un destino muy rico en oasis en los que disfrutar de aventuras y parajes para zambullirse en la vida acuática de Jordania.
Truba7113_Shutterstock