Moneda de Guatemala

Presupuesto diario

Hasta 400 GTQ

  • Cama en un dormitorio colectivo: 80-100 GTQ
  • Habitación doble en hotel económico: 130-180 GTQ
  • Menú en un restaurante barato: 30-45 GTQ
  • Viaje en parrillera (3 h): 20 GTQ

Entre 400 y 1000 GTQ

  • Habitación doble: 320-500 GTQ
  • Comida a la carta: 100-130 GTQ
  • Entrada a unas ruinas: 50-150 GTQ
  • Viaje en autobús/microbús de enlace (3 h): 150 GTQ

Más de 1000 GTQ

  • Habitación doble en un hotel superior: 550 GTQ o más
  • Comida en un buen restaurante: desde 130 GTQ
  • Visita guiada en unas ruinas: hasta 450 GTQ
  • Alquiler de todoterreno: 650 GTQ/día

Dinero

La moneda de Guatemala, el quetzal (abreviado GTQ), se ha mantenido estable durante años a un tipo de cambio aproximado de 7,5 GTQ = 1 US$, con fluctuaciones debidas más a la inestabilidad del dólar que a las oscilaciones del quetzal. El quetzal se divide en 100 centavos.

Cajeros automáticos

En todas las localidades, excepto las más pequeñas, hay cajeros automáticos que aceptan tarjetas Visa/Plus y otros que aceptan MasterCard/Cirrus; cualquiera de estas son la mejor opción para obtener dinero en efectivo en todo el país. La red 5B está extendida y es bastante útil, al aceptar tarjetas Visa y MasterCard.

Recuérdese que la clonación de las tarjetas es un problema en Guatemala. No hay que utilizar los cajeros automáticos que estén sin vigilancia por la noche (es decir, los instalados en un pequeño vestíbulo a la entrada del banco), sino buscar los que se encuentren en un entorno seguro (como dentro de los supermercados o centros comerciales). En su defecto, hay que cubrirse la mano mientras se introduce el PIN y verificar el saldo de la cuenta por internet.

Efectivo

Es el medio de pago más utilizado, aunque si se lleva demasiado dinero encima, un hipotético atraco será más doloroso. En algunas ciudades escasea el cambio, por lo que convendría llevar siempre un retén de billetes pequeños para casos de emergencia; lo mejor son dólares estadounidenses, que se aceptan en casi todas partes con diferentes tipos de cambio.

Aunque todo el mundo acepta dólares, casi siempre resulta más ventajoso pagar con quetzales.

Otras monedas que no sean el dólar son poco menos que inútiles, aunque los euros ya se cambian en algunos sitios.

Tarjetas de crédito

Muchos bancos dan anticipos con cargo a la tarjeta Visa, y algunos a MasterCard. Muchas compras se pueden pagar con estas tarjetas o con la American Express (Amex), sobre todo en los hoteles y restaurantes de más categoría. El pago con tarjeta de crédito puede comportar un gasto adicional de hasta el 5%; hay que preguntar siempre si se aplica algún recargo.

Propinas

Los restaurantes esperan una propina del 10%, que en ciudades turísticas como Antigua se suele añadir automáticamente a la cuenta. En los comedores más sencillos, dar propina es opcional, pero se aconseja seguir la costumbre local de dejar algunas monedas.

Cheques de viaje

Aunque se disponga de tarjeta, se aconseja llevar algo de efectivo por precaución. Todos los bancos cambian dólares y euros en efectivo, y en muchos también cambian cheques de viaje por dólares estadounidenses, y suelen ofrecen el mejor tipo de cambio. Aunque se disponga de tarjeta, conviene llevar algunos cheques de emergencia. Amex es la marca más prestigiosa. Pocos comercios los aceptan como pago o los cambian por efectivo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Palacio Nacional en la ciudad de Guatemala, Guatemala
Guatemala, uno de los rincones olvidados de Centroamérica, reivindica su pasado maya y su exuberante paisaje convirtiéndose en un destino de excepción.
Angkor Wat, Camboya
Un equipo de autores de las guías Lonely Planet ha confeccionado la lista de los 500 mejores destinos del planeta, y estos son 20 imprescindibles.
Danny Iacob/500px
Mujeres en el lago Atitlán, Guatemala
10 experiencias imprescindibles en Guatemala. Rincones y experiencias para nuestro encuentro con la cultura maya y dejarnos seducir por esta civilización.
María San Martín García