Información y Consejos de Salud para ir a Cuba

Salud en Cuba

Desde un punto de vista sanitario, Cuba suele ser un lugar seguro si se tiene un mínimo cuidado con lo que se come y se bebe. Las enfermedades más comunes entre los viajeros, como la disentería y la hepatitis, se contraen por el consumo de alimentos y agua en mal estado. Las que se transmiten por los mosquitos no son un problema grave en la mayor parte de las islas del archipiélago cubano.

La prevención es la clave para mantenerse sano. Los viajeros que se han protegido con las vacunas recomendadas y que tienen en cuenta las precauciones de sentido común, por lo general, no sufren más que leves diarreas.

Seguro médico para cuba

Desde mayo del 2010, es obligatorio que todos los viajeros extranjeros dispongan de un seguro médico. En los aeropuertos se llevan a cabo controles aleatorios, por lo que hay que recordar llevar una copia impresa de la correspondiente póliza.

En caso de hospitalización, se puede llamar a Asistur (7-866-4499, urgencias 7-866-8527; www.asistur.cu; pº Martí 208, Centro Habana; h 8.30-17.30 lu-vi, 8.00-14.00 sa) para solicitar ayuda en cuanto al seguro y la asistencia médica. Dispone de oficinas regionales en La Habana, Varadero, Cayo Coco, Guardalavaca y Santiago de Cuba.

El tratamiento de pacientes ambulatorios en clínicas internacionales tiene un precio razonable, pero las urgencias y las hospitalizaciones largas salen caras (el sistema médico gratuito para los cubanos solo debería usarse si no hay otra opción).

Si el viajero tiene que contratar un seguro médico a su llegada, deberá pagar entre 2,50-3 CUC al día para una cobertura de hasta 25 000 CUC en gastos médicos (por enfermedad) y 10 000 CUC por repatriación de un enfermo.

Asistencia médica para extranjeros

El Gobierno cubano ha instaurado un sistema sanitario para extranjeros con fines lucrativos, llamado Servimed (7-24-01-41; sistema gratuito y sin ánimo de lucro que se ocupa de los ciudadanos cubanos. Hay más de 40 centros sanitarios Servimed en la isla que ofrecen atención primaria, además de varias especialidades y servicios de alta tecnología. Si el viajero se aloja en un hotel, la forma habitual de acceder al sistema es solicitar un médico al director. Los centros de Servimed aceptan consultas sin cita previa. Si bien los hospitales cubanos ofrecen tratamiento gratuito de urgencias a extranjeros, este solo debería usarse como último recurso. Hay que recordar que los recursos médicos cubanos son escasos y que en los centros sanitarios gratuitos se debe dar prioridad a la población local.

La mayoría de los médicos y de los hospitales esperan pagos en efectivo, tanto si el viajero dispone de seguro médico como si no. Si el problema médico supone un riesgo vital para el visitante, quizá quiera que le evacuen a un país con asistencia médica de vanguardia. Esto puede costar miles de dólares, por lo que antes de viajar conviene comprobar que su seguro lo cubre.

También hay farmacias especiales para extranjeros gestionadas por el sistema Servimed, pero todas las boticas cubanas están mal abastecidas. El viajero deberá llevar una cantidad suficiente de los medicamentos que pueda necesitar, tanto si son con receta o no, y también un botiquín bien surtido. Las farmacias que indican “turno permanente” o “pilotos” abren 24 h.

Agua

La potabilidad del agua del grifo no está garantizada; en los últimos años se han registrado brotes de cólera. El agua embotellada Ciego Montero rara vez cuesta más de 1.CUC, pero en las pequeñas localidades no siempre hay. Si se va a emprender un largo viaje en coche o en autobús, se recomienda abastecerse de ella en las grandes ciudades.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Crucero de exploración
Hay cruceros sin bufé libre, sin destinos tradicionales y sin actividades clásicas; hay cruceros para explorar y conocer mejor este mundo. ¡Descúbrelos!
Christian_Faludi_Shutterstock
El Malecón, La Habana, Cuba
Pistas para disfrutar de La Habana desde el Malecón, como los locales. En el Malecón, "el sofá más largo del mundo", los habaneros van a pasear, saludarse, hablar o a ligar.
Agota Kadar_Shutterstock
Valle de Viñales, Cuba
El mejor lugar para estar un día de enero es Cuba. Se puede recorrer la isla en bicicleta ya que es la época más fresca y menos lluviosa.
Simon Matzinger - Flickr