Información y Consejos de Salud para ir a Marruecos

En Marruecos la prevención es lo más importante en cuanto a la salud; un poco de planificación ahorrará problemas y, con suerte, el peor motivo de queja será alguna molestia estomacal. Las enfermedades infecciosas suelen asociarse a la pobreza y a unas condiciones de vida deficientes y pueden evitarse con precauciones. La principal causa por la que los viajeros requieren cuidados médicos son los accidentes de tráfico. Las instalaciones médicas son excelentes en las grandes ciudades, pero en las zonas rurales presentan importantes carencias.

Antes de partir

Seguro de viaje

  • Es básico viajar con un seguro médico adecuado. El sistema sanitario nacional no siempre es perfecto y los pocos hospitales privados de calidad son caros.
  • Quizá se prefiera una póliza que pague directamente al establecimiento médico en lugar de que el viajero tenga que pagar en el momento y pedir luego el reembolso, aunque en la práctica casi todos los médicos y hospitales de Marruecos insisten en que se les pague por adelantado.
  • Si hay que reclamar el reembolso, es necesario guardar toda la documentación.
  • Conviene llevar encima una copia de la póliza, lo que permite evitar retrasos en casos de tratamientos de urgencia.
  • Algunas aseguradoras ofrecen un teléfono para llamar (a cobro revertido) a un centro en el país de origen donde se recibe asistencia inmediata; no hay que olvidar el número de teléfono.
  • Conviene preguntar a la aseguradora por el servicio médico privado con el que trabaja en Marruecos y así poder llamarlos en caso de emergencia.
  • La póliza debería cubrir un vuelo de regreso o el transporte en avión o ambulancia hasta un hospital en una gran ciudad, algo imprescindible en casos graves.
  • Algunas pólizas ofrecen opciones de menor o mayor gasto médico; las de mayor gasto suelen ser para países como EE UU, cuyos costes médicos son altísimos.

Botiquín

Un buen botiquín debería contener:

  • Antibióticos (para zonas apartadas)
  • Jabón de manos antibacteriano
  • Antidiarreicos (loperamida)
  • Paracetamol o aspirinas
  • Antiinflamatorios (ibuprofeno)
  • Antihistamínicos (para alergias o fiebre del heno)
  • Pomada antibacteriana para cortes y quemaduras
  • Pomada con esteroides o cortisona (para reacciones alérgicas)
  • Vendas y gasas
  • Esparadrapo
  • Tijeras, imperdibles y pinzas
  • Termómetro
  • Navaja
  • Repelente contra insectos que contenga DEET
  • Insecticida para ropa, tiendas y mosquiteras
  • Protector solar
  • Solución de rehidratación oral
  • Yodo u otras pastillas purificadoras de agua
  • Jeringuillas estériles (si se viaja a zonas apartadas)

Hay que llevar los medicamentos en sus envases originales claramente etiquetados. Una carta firmada y fechada del médico describiendo las enfermedades del viajero y los medicamentos que toma, incluidos los genéricos, también resulta útil. Si se llevan agujas o jeringuillas hay que pedir una carta del médico que certifique su necesidad médica. Antes de un viaje largo se aconseja ir al dentista. También hay que llevar un par de gafas y de lentillas de repuesto y portar la prescripción óptica.

Otros preparativos

Los que se dirijan a zonas muy remotas quizá quieran hacer un curso de primeros auxilios, como los ofrecidos por la Cruz Roja Americana y St John’s Ambulance. Si se va a hacer senderismo también se puede realizar un curso de formación en medicina de montaña y del medio natural, como el que ofrece la Royal Geographical Society (www.rgs.org).

Sitios web

Para consultar antes de partir:

CDC (www.cdc.gov/travel) Web del Gobierno de EE UU.

Health Canada (http://www.hc-sc.gc.ca/hl-vs/travel-voyage/index-eng.php) Web del Gobierno canadiense.

International Association for Medical Advice to Travellers (www.iamat.org) Permite el acceso a su base de datos en línea de médicos con capacitación reconocida.

NHS (www.fitfortravel.nhs.uk) Web del Gobierno británico.

Smarttraveller (www.smartraveller.gov.au) Web del Gobierno australiano.

OMS (www.who.int/ith)

En Marruecos

Asistencia médica y costes

Fuera de las poblaciones grandes no siempre se encuentra atención médica primaria. En los hoteles pueden indicar cuál es el centro médico más cercano y en los sitios web de las embajadas a veces ofrecen listados de médicos y clínicas. En caso de urgencia se recomienda ponerse en contacto con la embajada o el consulado del viajero.

Farmacias Bien provistas en general, ofrecen consejos (en francés) para tratar las molestias habituales de los viajeros y venden medicamentos sin receta (algunos solo se adquieren con receta en el país de origen). Asesoran cuando se requiere un tratamiento más especializado. Hay que cerciorarse de que se ha comprado el fármaco adecuado; algunos lectores han informado de que se les proporcionaron medicamentos erróneos y potencialmente peligrosos.

Médicos y clínicas Al acudir a un médico o una clínica −sobre todo fuera de las grandes ciudades−, se espera que el paciente adquiera el material médico en el momento, incluso comprar gasas estériles o fluidos intravenosos.

Cuidado bucodental La calidad es variable. Obviamente, los dentistas callejeros de Yamaa el Fna, en Marrakech, no son recomendables. Los seguros de viaje no suelen cubrir gastos odontológicos a menos que sean de urgencia.

Enfermedades infecciosas

Hepatitis A

Transmisión Se transmite por los alimentos y el agua.

Síntomas y efectos Ictericia, orina oscura, ojos amarillentos, fiebre y dolor abdominal. Aunque no acostumbra a ser letal, puede causar letargo prolongado y una recuperación lenta.

Prevención Vacuna (Avaxim, VAQTA, Havrix) inyectada, con un refuerzo que amplía la protección. Las vacunas de la hepatitis A y la fiebre tifoidea pueden administrarse en una sola dosis combinada (hepatyrix o viatim).

Hepatitis B

Transmisión Se transmite por exposición a sangre o jeringuillas infectadas y por contacto sexual.

Síntomas y efectos Ictericia y problemas hepáticos (ocasionalmente causa fallo hepático).

Prevención Los viajeros deberían vacunarse de forma rutinaria (en Marruecos se incluye en la vacunación infantil obligatoria). Se administra sola o combinada con la de la hepatitis A.

VIH y sida

En Marruecos hay una tasa de infección por VIH del 0,15%, sobre todo entre hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales y consumidores de drogas intravenosas.

Transmisión Se propaga por exposición a sangre y productos sanguíneos infectados o por contacto con instrumentación contaminada durante procedimientos médicos, dentales, de acupuntura o piercings; también por compartir jeringuillas y por contacto sexual sin protección (preservativo).

Leishmaniosis

Transmisión Se contagia por la mordedura de una mosca de la arena o un perro. Se contrae en zonas rurales del Atlas, donde abunda la mosca de la arena entre junio y octubre.

Síntomas y efectos Se manifiesta por la lenta aparición de bultos o llagas en la piel. Puede desembocar en una grave fiebre que puede llegar a ser letal y suele ir acompañada de anemia y pérdida de peso.

Prevención y tratamiento Evitar las mordeduras de la mosca de la arena. No hay vacuna, pero sí un tratamiento efectivo con antimonio, como los fármacos Glucantime o Pentostam, que suelen administrarse con inyectables.

Rabia

Transmisión Se transmite por la mordedura o lametón de un animal infectado. En Marruecos es endémica.

Síntomas y efectos Los síntomas iniciales son dolor o comezón en el lugar de la mordedura acompañado de fiebre, pérdida de apetito y cefalea. Sin tratamiento, tanto la rabia furiosa como la muda son letales.

Prevención y tratamiento Se deben vacunar las personas que viajen a zonas apartadas donde no se consiga la vacuna en las 24 h posteriores a la mordedura. Cualquier mordisco, arañazo o lametazo de un animal debe ser limpiado en profundidad. En caso de mordedura sin estar vacunado habrá que administrar una serie de inyecciones lo antes posible después de la herida. La vacuna no proporciona inmunidad, solo más tiempo para buscar asistencia médica.

Tuberculosis

Transmisión Se contagia por contacto respiratorio y, en ocasiones, por leche o productos lácteos infectados.

Síntomas y efectos Aunque puede desarrollarse sin síntomas, los más habituales son tos, pérdida de peso o fiebre al cabo de meses o incluso años después de la exposición. Una radiografía es el mejor elemento de diagnóstico.

Prevención La vacuna BCG se recomienda para quienes vayan a estar en contacto estrecho con la población local, tanto si visitan a la familia como si planean una estancia larga o van a trabajar dando clases o proporcionando cuidados médicos. No debería administrarse a mujeres embarazadas o a personas inmunodeprimidas.

Fiebre tifoidea

Transmisión Se contrae por ingesta de alimentos o agua contaminados con heces de enfermos o portadores.

Síntomas y efectos El primer síntoma suele ser fiebre o una erupción en el abdomen. Los casos más graves cursan con septicemia (infección de la sangre).

Prevención Vacuna Typhim Vi o typherix. En algunos países se administra la vacuna oral Vivotif.

Fiebre amarilla

Para entrar en Marruecos no se requiere un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla.

Diarrea

Causas Las tensiones del viaje (comida extraña, calor, días largos y sueño irregular) pueden favorecer las molestias estomacales.

Prevención No entraña graves riesgos beber agua en las ciudades, pero fuera de ellas solo es segura el agua tratada. Las frutas y verduras frescas deben comerse cocinadas o lavadas y peladas por el viajero. Los alimentos que llevan tiempo expuestos en un bufé son peligrosos: la comida debe estar bien caliente. Los platos preparados delante del viajero (como en los puestos callejeros) o servidos en un restaurante no es probable que presenten problemas. Se debe ser prudente pero sin caer en la paranoia, pues la comida es uno de los atractivos del país.

Higiene Es importante prestar atención a la higiene personal. Muchas comidas marroquíes se comen con la mano, por lo que hay que lavarse siempre antes de comer y después de usar el baño. Incluso en los restaurantes más pequeños hay un lavamanos, pero muchos no tienen jabón, sobre todo en los hoteles económicos. Un jabón de manos antibacteriano que limpie sin necesidad de agua es muy práctico.

Tratamiento Hay que beber abundante líquido y preferiblemente una solución rehidratante oral, a la venta en farmacias por un precio módico (hay que pedir “sels de réhydration orale”). Deben evitarse las comidas grasas y los productos lácteos. Unas cuantas deposiciones no requieren tratamiento, pero si hay más de cuatro o cinco diarias, hay que empezar a tomar antibióticos (con alguna quinolona) y un antidiarreico (loperamida). Es imprescindible acudir a un médico cuando la diarrea sangra, dura más de 72 h o cursa con fiebre, escalofríos o dolores abdominales agudos.

Riesgos específicos

Mal de altura

Causas La falta de oxígeno en altitudes elevadas (más de 2500 m) afecta un poco a casi todo el mundo. Las consecuencias, leves o graves, se producen porque, como los músculos y el cerebro reciben menos oxígeno, el corazón y los pulmones lo compensan realizando un sobreesfuerzo. No hay una regla definitiva para determinar la altitud excesiva: el mal de montaña agudo ha resultado mortal en algunos casos a 3000 m, aunque lo normal es entre 3500 y 4000 m.

Síntomas y efectos Los síntomas del mal de altura agudo suelen manifestarse (aunque no siempre) durante las primeras 24 h en altitud. Los más leves son: cefalea, letargo, mareos, trastornos del sueño y pérdida de apetito. Pueden surgir complicaciones repentinas más graves, que resultan mortales en algunos casos, como dificultades para respirar, tos seca irritativa (con esputo espumoso teñido de sangre), cefalea aguda, falta de coordinación, confusión, irritabilidad, vómitos, somnolencia e inconsciencia.

Prevención Si se practica senderismo, se aconseja prever un tiempo de aclimatación y verificar que el guía sepa reconocer y tratar el mal de altura. La excursión más popular por el Yebel Tubkal asciende con rapidez a la cima de 4167 m, por lo que muchos excursionistas se resienten, aunque sea de manera leve. Las excursiones más largas por el macizo de M’Gun también ascienden a unos 4000 m; en cambio, en la cordillera del Rif y el Yebel Saghro las altitudes son menores, por lo que no se corre el mismo riesgo.

Tratamiento Los síntomas leves se alivian descansando en la misma altitud hasta recuperarse o, mejor aún, descendiendo un poco (lo ideal son 500 m). La cefalea se trata con paracetamol y aspirinas. Si los síntomas no desaparecen o se agravan, debe descenderse de inmediato. No se aconseja tomar fármacos para no descender o ascender más. La acetazolamida alivia la cefalea y ayuda a acostumbrarse a la falta de oxígeno. Solo se vende con receta; es probable que los alérgicos a las sulfamidas no la toleren.

Deshidratación

Causas El agotamiento por calor se produce tras una sudoración intensa y una pérdida de líquidos que no se recuperan con fluidos y sales. Suele ocurrir en climas cálidos tras realizar un ejercicio al que no se está acostumbrado antes de aclimatarse por completo.

Síntomas y efectos Cefalea, mareos y fatiga.

Prevención La deshidratación ya se ha producido cuando aparece la sed; hay que beber agua abundante hasta que la orina sea clara. El sol puede ser abrasador en Marruecos, por lo que hay que llevar sombrero.

Tratamiento Se trata recuperando líquidos con agua o zumo de frutas y refrescándose con agua fresca y un abanico. El tratamiento para la pérdida de sales minerales consiste en beber líquidos, como sopa o caldo, además de añadir más sal de lo habitual a las comidas.

Golpe de calor

Causas El calor extremo, la humedad alta, el esfuerzo físico o el abuso de drogas o alcohol bajo el sol y la deshidratación. Se produce cuando deja de funcionar el sistema regulador del calor corporal.

Síntomas y efectos Un aumento excesivo de la temperatura corporal corta la sudoración y provoca una conducta irracional e hiperactiva que, finalmente, lleva a una pérdida del conocimiento y a la muerte.

Tratamiento Lo ideal es refrescar al paciente rociándolo con agua y abanicándolo. Normalmente, hay que reponer con urgencia los líquidos y electrólitos perdidos por vía intravenosa.

Picaduras de insecto

Causas Mosquitos, moscas de la arena (en las playas mediterráneas), escorpiones (comunes en el sur del país), abejas y avispas, chinches y ácaros de la sarna (que pueden encontrarse en alojamientos baratos).

Síntomas y efectos En realidad, más que un riesgo para la salud son irritantes. La picadura de las moscas de la arena es desagradable; además, puede contagiar la leishmaniosis, una enfermedad cutánea poco frecuente. La picadura de escorpión es dolorosa pero raramente peligrosa. En el caso de las chinches, la picadura produce hinchazón y picor. Los ácaros de la sarna viven en la piel, sobre todo entre los dedos, y producen una erupción cutánea con intenso prurito.

Prevención y tratamiento Se previenen con repelente que contenga DEET. Merece la pena pulverizar los colchones con insecticida para quitarse de encima las chinches. La sarna se trata con una loción que se vende en farmacias; las personas que han estado en contacto con alguien infectado también han de tratarse para no contagiar a portadores asintomáticos.

Mordedura de serpiente

Causas Las posibilidades de ver una serpiente en Marruecos, y no digamos ya de sufrir una mordedura, son muy limitadas. No obstante, las zonas desérticas del sur constituyen el hábitat de algunas serpientes venenosas que descansan en la arena y entre las rocas, aunque suelen esconderse durante las horas más calurosas del día.

Prevención No hay que andar descalzo ni introducir la mano en agujeros o grietas.

Tratamiento En caso de ser mordido, el viajero debe mantener la calma. En la mitad de los casos de mordedura de serpiente venenosa no llega a inyectarse veneno. Hay que entablillar la extremidad (por ejemplo, con un palo) y aplicar una venda elástica con presión, como se haría en caso de torcedura. No es aconsejable utilizar torniquetes ni cortar o succionar la herida. Debe acudirse al centro médico más cercano para que sea administrado un antídoto si es preciso.

Salud de la mujer

Puede ser difícil comprar tampones en Marruecos. Carrefour es el único supermercado fiable que los vende y su oferta es limitada.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bután, templo Punakha
Lonely Planet elige los mejores destinos para viajar en 2020. ¡Descubre los 10 países seleccionados en el Best in Travel 2020 por Lonely Planet!
narvikk_Getty_Images
Mequínez, Marruecos, puerta de Bab Mansour
Planes para pasar 24 horas en Mequínez, ciudad Top 10 Best in Travel 2019. Qué hacer por la mañana, tarde y noche en Meknes, la antigua capital imperial de Marruecos.
milosk50_Shutterstock
Bombay (Mumbai), India
En el mundo hay un montón de ciudades de primera línea y de visita casi obligada, que podrían tomarse por capitales de país, pero no, no lo son. Aquí van 10 de las más conocidas.
Sapsiwai_Shutterstock