Cómo llegar y salir

Casi todos los viajeros llegan a Etiopía por vía aérea (Adís Abeba). Sin embargo, quienes tengan tiempo (y espíritu aventurero) también pueden hacerlo por las fronteras terrestres de Sudán, Kenia, Yibuti e incluso Somalilandia. No hay enlaces terrestres ni aéreos entre Etiopía y Eritrea. Las fronteras con Sudán del Sur y el resto de Somalia están cerradas o son peligrosas.

Llegada a Etiopía

Entrar en Etiopía por vía aérea es fácil, incluso si se debe recoger el visado al llegar al aeropuerto internacional de Bole. La tasa de salida está incluida en el precio del billete.

Los funcionarios etíopes de los puestos fronterizos terrestres son más estrictos. Las normas oficiales para la obtención del visado de Etiopía indican que este puede conseguirse a la llegada, pero en la práctica solo es así si se llega en avión al aeropuerto internacional de Bole (Adís Abeba). Por ello, para entrar en Etiopía por tierra es indispensable contar ya con un visado, dado que no puede obtenerse en ninguna frontera. Si se viaja en automóvil, hay que llevar toda la documentación necesaria.

Avión

Aeropuertos y aerolíneas

El aeropuerto internacional de Bole (011 551 7000; www.addisairport.com), en Adís Abeba, es la única escala internacional de Etiopía. Aunque es moderno, a la llegada solo se encontrará poco más que un banco (24 h), un restaurante y algunos cafés; los carros portaequipaje y la conexión wifi son gratis. Quienes se dispongan a salir disfrutarán de un bar y de algunas tiendas duty-free. Ethiopian Airlines (011 663 3163; www.ethiopianairlines.com; Bole Rd [Africa Ave]; 8.30-17.00 lu-sa), la única aerolínea de vuelos nacionales e internacionales del país, es considerada una de las mejores (y más grandes) de África; dispone de una flota moderna y de un buen historial de seguridad.

Una advertencia: si se prefiere volar con una compañía europea (como Lufthansa o KLM), hay que asegurarse de que, efectivamente, el vuelo se realizará en uno de sus aviones y no en uno de Ethiopian Airlines. Comparten las rutas y a menudo colocan a los pasajeros en un avión de Ethiopian Airlines, pero les cobran más que si el billete lo hubieran comprado directamente a la compañía etíope.

Aerolíneas a/desde Etiopía

EgyptAir (011 156 4493; www.egyptair.com; edificio Ayeu Shashe, 2ª planta, Churchill Ave; h9.00-17.00 lu-vi)

Emirates (011 518 1818; www.emirates.com; centro Dembel; 8.30-17.00 lu-vi, 8.30-12.30 sa)

Kenya Airways (011 551 4258; www.kenya-airways.com; Hilton Hotel, Menelik II Ave; 8.30-17.00 lu-vi)

KLM (011 552 5495; www.klm.com; Hilton Hotel, Menelik II Ave; 9.00-12.00 y 13.00-17.00 lu-vi, 9.00-12.00 sa)

Lufthansa (011 155 1666; www.lufthansa.com; edificio Axum, Cameroon St; 9.00-12.00 y 13.00-17.00 lu-vi, 9.00-12.00 sa)

Saudi Arabian Airlines (011 561 4327; www.saudiairlines.com; Ras Desta Damtew St; 9.00-12.30 y 13.30-17.00 lu-ju)

Sudan Airways (011 550 4724; www.sudanair.com; Ras Desta Damtew St; 9.00-17.00 lu-vi )

Turkish Airlines (011 662 7781; www.turkishairlines.com; Zimbabwe St; 8.30-17.30 lu-vi, 8.30-12.30 sa)

Yemenia (011 552 6440; www.yemenia.com; Ras Desta Damtew St; 8.30-12.30 y 14.30-17.00 lu-vi, 8.30-12.30 sa)

Billetes

Para vuelos a Etiopía durante agosto, Semana Santa, Navidad y Año Nuevo, conviene reservar con mucha antelación.

Por tierra

Llegar a Etiopía por tierra constituye una aventura que el viajero nunca olvidará, con independencia de dónde venga o de cómo lo haga.

Yibuti

Los trámites fronterizos entre Yibuti y Etiopía suelen ser bastante sencillos, pero es imprescindible contar con el correspondiente visado de antemano, ya que no puede obtenerse en la frontera.

Carretera

Actualmente hay dos carreteras que enlazan Yibuti y Etiopía: una pasa por Dire Dawa y Gelille; la otra, por Awash y Galafi.

  • Si no se dispone de vehículo, la primera es mejor: hay autobuses diarios que unen ciudad de Yibuti y Dire Dawa. El viaje dura 10-12 h, pero hay que hacer transbordo en la frontera. En ciudad de Yibuti, los autobuses de Société Bus Assajog (77671404; Parc à Bétail, Balbala) salen al amanecer de Ave Gamel Abdel Nasser; los billetes a Gelille cuestan 1500 DJF y hay que comprarlos con una antelación mínima de un día para tener la certeza de encontrar asiento; en Gelille hay que comprar un billete con destino a Dire Dawa (185 ETB). En Dire Dawa se compra el billete el mismo día del viaje en la oficina de Tibuuti Ee City (092 281 3751), al norte de la ciudad antigua (Megala), junto al mercado de Ashawa. Los billetes cuestan 185 ETB y los autobuses salen sobre las 00.00 de un lugar al norte de esta oficina.
  • En el momento de redactar esta guía estaban trabajando en la carretera entre Dire Dawa y Gelille; se prevé que dentro de unos años estará totalmente asfaltada.
  • Mientras tanto, se recomienda que quienes viajen en automóvil utilicen la carretera que pasa por Galafi; es más larga, pero está totalmente asfaltada. Si se llega desde el norte de Etiopía, se puede tomar esta ruta a través de un atajo asfaltado que parte de Woldia.
  • Si no se dispone de vehículo, también se puede pasar por Galafi, aunque no es un trayecto directo. En ciudad de Yibuti hay que tomar un microbús a Galafi, a 5 km de la frontera. En Galafi, la única opción es tomar alguno de los pocos microbuses matinales que van a Logiya (60 ETB, 3 h) o conseguir transporte con alguno de los muchos camiones que van a Etiopía. Si se utiliza esta ruta para salir de Etiopía, es posible ir con un camión directamente a ciudad de Yibuti. El precio del viaje de 6 h desde Logiya ronda los 400-500 ETB, pero hay muchos camiones y pocos pasajeros, por lo que se impone negociar.
Tren

La línea ferroviaria entre Dire Dawa y Yibuti ya está terminada, pero en el momento de redactar esta guía los servicios de pasajeros aún no estaban operativos. Cuando la línea esté totalmente terminada, conectará Yibuti con Adís Abeba vía Dire Dawa.

Eritrea

Para ir a Etiopía desde Eritrea hay tres opciones: de Asmara a Adwa y a Aksum vía Adi Quala; de Asmara a Adigrat vía Senafe; y de Assab a Adís Abeba vía Serdo y Dessie. Sin embargo, la totalidad de estos pasos fronterizos están cerrados indefinidamente desde la guerra de 1998 y, a juzgar por las relaciones entre ambos países, no es probable que abran en breve.

El único modo de ir de Etiopía a Eritrea es en avión, haciendo escala en otro país, como Yibuti, por ejemplo: una opción mucho más económica y directa que la de pasar por El Cairo, Egipto.

Kenia

No suele haber muchos problemas para desplazarse entre Etiopía y Kenia. El único paso fronterizo terrestre viable es Moyale, 772 km al sur de Adías Abeba. Moyale ofrece dos opciones, una a cada lado de la frontera.

  • La parte septentrional (etíope) de Moyale está bien conectada con el norte y Adís Abeba por autobús: la carretera está asfaltada y en bastante buen estado, pero abundan los baches. Aunque la seguridad no suele ser un problema en la ruta principal norte-sur y en la zona de Moyale, ocasionalmente se han dado violentos enfrentamientos tribales.
  • Obtener información fiable sobre la situación en el momento en que se desee cruzar la frontera puede ser complicado. Las webs de las agencias de viaje y de los gobiernos que ofrecen información a los viajeros podrán indicar cuándo se han producido enfrentamientos graves y prolongados en la zona, pero para las refriegas cotidianas, lo mejor es hablar con otros viajeros o consultar el foro Thorn Tree de Lonely Planet.
  • La parte meridional (keniana) de Moyale se halla en medio de la nada: unos 800 km al norte de Nairobi. Un autobús diario conecta Moyale con Marsabit, donde puede conseguirse transporte hasta Isiolo y luego hasta Nairobi. Junto al cruce principal, camiones que realizan esta ruta recogen a pasajeros.
  • Para quienes dispongan de vehículo, el trayecto entre Moyale y Marsabit es largo, pero la construcción de la carretera asfaltada ha facilitado mucho las cosas. Afortunadamente, parece que los problemas de bandidismo que había en el pasado están bajo control, aunque singuen dándose brotes de enfrentamientos tribales y algún que otro caso de bandolerismo. Aunque normalmente ello ocurre lejos de la carretera principal Marsabit-Moyale, ha habido graves luchas tribales en Moyale y los alrededores. A veces se recorre esta ruta con convoyes armados, pero solo cuando la tensión es extrema. La carretera de Wajir, hacia el sur, aún no se considera segura. Antes de salir de Moyale siempre hay que informarse sobre la seguridad; también conviene llenar el depósito en Etiopía, ya que la gasolina cuesta la mitad.
  • Las fronteras etíope y keniana de Moyale están abiertas cada día. En la oficina de inmigración de Kenia (6.30-18.00) puede obtenerse un visado (3 meses) por 50 US$. Aceptan dólares estadounidenses (a veces euros), pero no birrs. Los visados de tránsito (7 días) cuestan 20 US$. La oficina de inmigración de Etiopía (Moyale; h8.00-12.00 y 14.00-18.00 lu-vi, 9.00-11.00 y 15.00-17.00 sa y do) no expide visados: deben obtenerse en una embajada etíope antes de llegar a la frontera.
  • Si se va hacia el sur y se dispone de un buen todoterreno, se puede cruzar la frontera cerca de Omorate, en las orillas del lago Turkana. Actualmente, la ruta principal (pero rara vez utilizada) para quienes viajan por tierra es una vaga pista arenosa que sale de la carretera de Turmi, unos 15 km después de Omorate. Es un viaje duro y con pocos servicios, que requiere estar bien preparado; muchos recomiendan hacerlo con un guía. El viaje hasta Loyangalani lleva dos días; durante la estación de las lluvias la carretera es intransitable.
  • Con la construcción del puente sobre el Omo, en Omorate, cruzar a la altura de Namoruputh es más fácil, porque la carretera está mejor. La oficina de inmigración de Kenia está en Todonyang, 7 km después de la frontera. Los conflictos tribales en esta zona siguen siendo frecuentes: conviene comprobar la situación.
  • Hay una oficina de inmigración de Etiopía (Omorate; 7.30-17.00) en Omorate, donde se obtiene el sello de salida. Aún no hay ninguna representación keniana que expida visados; deben obtenerse previamente en la embajada de Kenia en Adís Abeba. Cuando se llegue a Nairobi, se debe llevar a sellar; los funcionarios de Inmigración están acostumbrados a este procedimiento. Este viaje exige buenas reservas de combustible y un gran espíritu aventurero.

Somalilandia

Aunque suene muy aventurero, lo cierto es que llegar a Hargeisa, la capital de Somalilandia, es muy fácil.

  • Muchos autobuses y microbuses recorren la carretera asfaltada entre Jijiga y la ciudad fronteriza de Togo-Wuchale (32 ETB, 1-1½ h). Hay que obtener el sello de salida en la oficina de inmigración de Etiopía (un edificio blanco con una bandera y antena parabólica) antes de recorrer los 100 m de tierra de nadie a lo largo de la carretera elevada hasta la oficina de inmigración de Somalilandia, claramente indicada, en Wajaale. El visado debe conseguirse previamente a través de un hotel o agencia de viajes en Hargeisa.
  • De un estacionamiento no asfaltado junto a la oficina de inmigración salen frecuentes taxis a Hargeisa (140 ETB, 2 h), unos 90 km al sureste. Los taxistas intentarán cobrar un plus en concepto de equipaje, pero no hay que ceder.

Sudán

Sudán del Sur
  • Durante la elaboración de esta guía, la frontera entre Etiopía y Sudán del Sur en Jikawo estaba cerrada a los extranjeros, pero suele estar abierta para los ciudadanos de ambos países. Si volviera a abrirse, hay autobuses de Gambela a la ciudad fronteriza de Jikawo (98 ETB, 4½ h), donde se toma un taxi colectivo a Adora (Sudán del Sur).
  • Otra opción que a veces utiliza la gente de Gambela es esperar junto al río en Gambela con la esperanza de conseguir transporte con alguna de las pequeñas embarcaciones que ocasionalmente surcan el Baro rumbo a Akobe. Aunque no hay constancia de que ningún viajero haya optado por esta ruta, si se obtiene la autorización de los funcionarios de Inmigración sin duda será una forma muy interesante de cruzar la frontera entre Etiopía y Sudán del Sur.
  • Sea cual sea la opción elegida, siempre hay que comprobar minuciosamente la situación en Sudán del Sur. Mientras se escribía esta guía se produjeron numerosos enfrentamientos en el sureste de Sudán del Sur.

Cómo desplazarse

Avión

La única aerolínea que ofrece vuelos regulares internos es Ethiopian Airlines (www.ethiopianairlines.com), con una amplia cobertura de destinos y un buen historial de seguridad.

Aunque se viaje con un presupuesto limitado, vale la pena considerar tomar uno o dos aviones: no sale especialmente barato, pero permite ahorrarse largos e incómodos viajes en autobús. Si se desea un asiento de ventanilla para disfrutar de las vistas panorámicas de Etiopía desde el cielo, hay que facturar lo más pronto posible.

  • En todos los aeropuertos se aplican las normas de seguridad estándar. Los vuelos nacionales permiten llevar 20 kg de equipaje; conviene que el equipaje de mano no sea voluminoso, ya que el espacio dentro de los aviones es reducido.
  • La mayoría de los vuelos sale de Adís Abeba, pero no todos son directos, por lo que es posible viajar entre varias ciudades. Por ejemplo, casi todos los aviones diarios Adís Abeba-Aksum hacen escala en Bahir Dar, Gondar o Lalibela.
  • Si los billetes para vuelos nacionales se compran en una agencia de viajes al llegar a Etiopía, casi siempre sale más barato que hacerlo por internet desde fuera del país.
  • Para el circuito histórico y durante las fiestas principales es importante reservar con antelación para asegurarse una plaza a bordo.
  • En teoría hay que confirmar todos los vuelos nacionales con una antelación de 72 h. Sin duda es una buena idea, aunque los autores de esta guía nunca lo hicieron y no tuvieron ningún problema. Con todo, nunca está de más ser precavido.
  • Recuérdese que los horarios de los vuelos pueden variar debido al tiempo o por problemas técnicos: es mejor no planificar un itinerario tan ajustado que no permita efectuar cambios.

Bicicleta

Desplazarse en bicicleta por Etiopía es una forma sumamente gratificante de explorar el país. Se precisa: una bicicleta robusta, abundantes piezas de repuesto, un buen kit de reparación y poder llevar suficiente agua. En Adís Abeba se pueden comprar bicicletas nuevas y de segunda mano, pero no serán ideales para recorrer el circuito histórico.

En el pasado, el terreno irregular y el pésimo estado de las carreteras disuadieron a muchos amantes de la aventura, pero hoy la red de carreteras ha mejorado significativamente, por lo que puede ser un buen momento para probar la experiencia.

  • Se recomienda observar las normas de seguridad habituales: nunca viajar cuando haya oscurecido, tener cuidado con los robos y mantener la bicicleta en buen estado. Para circular por las carreteras montañosas es imprescindible que los frenos funcionen a la perfección.
  • No hay que esperar que los conductores locales tengan en cuenta al ciclista. Camiones, microbuses y otros vehículos suelen tomar las curvas por el lado incorrecto de la carretera: hay que estar atento y preparado para echarse a un lado en una fracción de segundo.
  • Se debe estar muy atento a los perros: a veces es mejor bajarse de la bicicleta y alejarse lentamente a pie.
  • Pedalear durante la estación de las lluvias puede resultar especialmente difícil.
  • Los pinchazos se reparan con facilidad: basta con ir a un gommista (taller de reparación de neumáticos) o mecánico. En muchos casos estarán encantados de echar una mano y a menudo son muy ingeniosos a la hora de improvisar una reparación de emergencia.
  • Existen regulaciones aduaneras especiales para la importación de bicicletas. Normalmente, al llegar a Etiopía hay que dejar un depósito (equivalente al importe de la bicicleta) que será devuelto al salir del país; con ello se pretende disuadir el mercado negro.
  • Los vuelos internacionales de Ethiopian Airlines aceptan bicicletas. Para los nacionales, hay que consultarlo, pues dependerá del tipo de avión que cubra la ruta en la fecha deseada.
  • Conviene comprobar y apretar las tuercas y tornillos a menudo; llevar una cadena de repuesto; montar un portaequipajes delante y otro detrás; y llevar un filtro de agua por si uno se queda atrapado en algún lugar remoto.

Barco

Aparte de los barcos turísticos, son escasas las embarcaciones comerciales para desplazarse por Etiopía. Una excepción, aunque no muy recomendable, es el ferri semanal entre Bahir Dar y Gorgora, en el lago Tana.

Autobús

Una buena red de autobuses de larga distancia conecta las ciudades más importantes de Etiopía.

En los últimos tiempos, una nueva categoría de autobuses bastante sofisticados (con aire acondicionado, asientos reclinables, WC a bordo, TV, e incluso tentempiés gratis) circulan por las carreteras etíopes. Las mejores compañías son Selam Bus (0115-548800) y Sky Bus (0111-568080; www.skybusethiopia.com). Se recomienda encarecidamente viajar con alguna de estas nuevas empresas privadas, aunque sean un poco más caras: los autobuses son bastante más confortables, rara vez viajan de noche y son más seguros.

La otra opción es usar los autobuses estatales y otros servicios privados similares. Recuérdese que

  • Existe una compañía de autobuses estatal y cerca de una docena de compañías privadas, pero no es fácil distinguirlas.
  • Los autobuses estatales venden billetes con asientos numerados por adelantado y los pasajeros esperan su turno en fila mientras se carga el autobús. Luego, se comprueban los billetes y los pasajeros suben a bordo. Los autobuses privados, en cambio, se limitan a abrir las puertas y empiezan a vender billetes a la avalancha de pasajeros que se apelotonan para subir. Lógicamente, los privados suelen salir antes y también son un poco más confortables que los estatales.
  • A diferencia de lo que ocurre en muchos otros países africanos, en Etiopía está prohibido ir de pie en el pasillo de los autobuses de larga distancia, por lo que son más cómodos —sin llegar a ser confortables— y más seguros. En los viajes más largos suele haber pausas de 20 min para las comidas.
  • En muchos casos, al llegar a la estación solo habrá un autobús en la dirección deseada, por lo que el hecho de que sea privado o estatal será irrelevante. Si no se ha efectuado una reserva a través de las nuevas compañías privadas, solo habrá una elección: tomar el autobús que salga primero.
  • Pronto se advertirá que todos los autobuses son lentos. En las carreteras asfaltadas se alcanza una velocidad media de 50 km/h, pero en las pistas lo habitual son 30 km/h o menos. En la estación de las lluvias, los retrasos son muy frecuentes. Afortunadamente, en todo el país se están construyendo carreteras nuevas y transformando caminos de tierra en fabulosas carreteras asfaltadas. Por desgracia, ello ha incrementado el número de accidentes debido al aumento de la velocidad.
  • Al preguntar la hora de salida, recuérdese que esta se indicará según el sistema etíope (6 h más que en Occidente).
  • En las zonas remotas, es habitual tener que esperar largo tiempo hasta que el autobús se llena y arranca (a veces, no llega a salir). En general, cuanto antes se llegue a la estación de autobuses, más probabilidades habrá de tomar el primer autobús que salga de la ciudad.
  • El principal inconveniente con los viajes en autobús es la extensión del país: solo para cubrir los 2500 kmde distancia del circuito histórico hay que pasar 10 días sentado en un autobús.
  • En casi todos los viajes de más de un día se para por la noche (la ley etíope estipula que todos los autobuses de larga distancia deben dejar de circular a las 18.00, aunque en la práctica no suele cumplirse). En muchos casos no se permite retirar el equipaje del techo, por lo que es conveniente que el viajero ponga en una pequeña bolsa lo necesario para una noche y la lleve consigo.
  • En las ciudades y pueblos más remotos el transporte suele realizarse en microbuses y camiones Isuzu: suelen ser más rápidos y a veces más baratos, pero habrá que decidir si ello compensa el riesgo que conllevan.

Tarifas

En Etiopía, los autobuses son muy baratos. Tanto los públicos como los privados suponen 1,50-1,75 US$/100 km. Los nuevos cobran el doble o el triple, pero siempre vale la pena.

Reservas

  • Los billetes de autobús de Sky y Selam deben reservarse con la mayor antelación posible.
  • Normalmente, los billetes para la mayoría de los viajes de largo recorrido (más de 250 km) se pueden comprar con antelación. De ser posible, conviene hacerlo: garantiza un asiento (aunque sin numerar en los autobuses privados) y libera al pasajero de los avispados que compran todos los billetes restantes para revenderlos por el doble a los viajeros de última hora. Casi todas las taquillas estatales abren a diario de 4.30 a 18.00. Para los trayectos cortos, lo habitual es que los billetes solo puedan comprarse el mismo día.
  • Si se desea un poco de aire fresco durante el viaje, lo mejor es sentarse detrás del conductor: suele llevar la ventanilla abierta, a diferencia de casi todos los pasajeros etíopes, que las mantienen cerradas. No obstante, en caso de accidente, estos son los peores asientos.

Automóvil y motocicleta

Vehículo propio

Si el viajero va a usar su propio todoterreno o motocicleta, necesitará un carnet de passage (documento expedido por la asociación nacional de automovilismo de su país que garantice que no venderá el vehículo durante el viaje), los documentos de registro del vehículo y una póliza de seguros a terceros que cubra Etiopía.

Permiso de conducción

Los turistas que conduzcan su propio vehículo pueden utilizar el permiso internacional de conducción durante tres meses; después, necesitarán uno etíope. Sin embargo, esta medida rara vez se aplica: la mayoría de los viajeros no solicita un permiso etíope (el proceso es sumamente complicado) y no tienen problemas.

Combustible y piezas de recambio

Es fácil encontrar combustible (gasolina y diésel), salvo en las regiones más remotas, como el suroeste. Sin embargo, la opción de gasolina sin plomo es inexistente: solo hay diésel y gasolina normal (en Etiopía llamada benzene). Recuérdese que en las tierras altas el vehículo consumirá un 25% más de combustible que a nivel del mar.

Aunque hay buenos talleres en todo el país (el hotel puede recomendar uno), no es fácil encontrar piezas de recambio fuera de Adís Abeba. Se recomienda comprar en la capital todas las piezas que se prevea se necesitarán durante el viaje. Muchos operadores turísticos utilizan Toyota Land Cruisers, por lo que las piezas de repuesto para estos vehículos son más abundantes y menos caras que para los Land Rovers.

Alquiler

Muchos viajeros alquilan un todoterreno con conductor. Ahora que las carreteras son mucho mejores, este tipo de vehículo no siempre es necesario, pero dado que casi todos los operadores turísticos solo ofrecen todoterrenos, parece que no queda otra opción.

  • Pese a la competencia entre los numerosos agentes de viaje de Adís Abeba que alquilan todoterrenos, los precios son altos: desde 180 US$/día. Las tarifas de muchas compañías incluyen: kilometraje ilimitado, conductor y dietas (comida y alojamiento), combustible, seguro a terceros, exención parcial de responsabilidad por daños por colisión y tasas gubernamentales. Se debe preguntar si posteriormente habrá algún cargo adicional y si el conductor tiene un horario establecido. Algunas compañías permiten pagar el combustible por separado, opción que suele ser más barata que la tarifa todo incluido.
  • Los precios siempre son negociables y varían mucho según la duración del alquiler y la estación. Aunque es más molesto, al viajero siempre le saldrá mucho más barato organizar el alquiler por su cuenta (o a través de una empresa local) en Etiopía que a través de una agencia de su país.
  • El conductor es obligatorio: actualmente ninguna agencia alquila todoterrenos sin conductor fuera de Adís Abeba. Su presencia es muy útil: puede hacer de guía, intérprete y mecánico. Aunque al concluir el viaje se le suele dar una propina, estaría bien que durante el mismo el viajero le invitara a comer con él (cuesta muy poco).
  • Alquilar un todoterreno sale caro, pero la principal ventaja con respecto a viajar en autobús es el ahorro de tiempo: la mitad, como mínimo; además, en lugares remotos, evita la espera de autobuses poco frecuentes y erráticos. Asimismo, algunos parques nacionales solo pueden visitarse con un todoterreno.
  • Algunas agencias con sede en Adís Abeba tienen sucursales en las ciudades del circuito histórico y alquilan todoterrenos (previa reserva).
  • Solo puede alquilarse un automóvil sin conductor para circular por Adís Abeba y los alrededores (y no es muy habitual). Si se está interesado en alquilar uno para desplazarse por la capital (sale más a cuenta tomar un taxi), hay que tener un permiso internacional de conducción y entre 25 y 70 años. Cuesta desde 120 US$/día, con 50-70 km gratis.
  • Actualmente no es posible alquilar motocicletas.

Seguro

La ley exige un seguro a terceros.

Por suerte, a diferencia de otros países africanos que exigen que los vehículos estén cubiertos por una compañía de seguros con sede en ese país, en Etiopía el seguro de otro lugar también es válido. Si no se dispone de uno, las numerosas oficinas de la Ethiopian Insurance Corporation (www.eic.com.et) venden pólizas de seguros a terceros y contra todo riesgo.

Estado de las carreteras

Las carreteras etíopes cada vez son mejores, pero muchas aún no están asfaltadas.

  • Las del sur han mejorado ostensiblemente en los últimos años; ahora puede accederse todo el año (incluso sin todoterreno) a muchas zonas del valle del Omo. No obstante, aún hay muchos tramos con baches.
  • Las carreteras asfaltadas parten de Adís Abeba hacia el oeste y, al parecer, en un futuro no muy lejano llegarán hasta Gambela. En otras partes del oeste, muchas carreteras de las llanuras pueden ser infernales en la temporada de las lluvias.
  • Adís Abeba está conectada con muchas de las principales ciudades del circuito del norte por carreteras asfaltadas aceptables (pero aún hay tramos llenos de baches).
  • Harar y Dire Dawa (ambas 525 km al este de Adís Abeba) están conectadas con la capital con buenas carreteras asfaltadas.

Peligros en la carretera

  • En las afueras de ciudades y pueblos debe prestarse atención a los peatones (en especial, niños jugando en la carretera). Los reductores de velocidad no señalizados también pueden ser una sorpresa desagradable.
  • Hay que evitar conducir de noche: el riesgo de accidentes es mucho mayor; en las zonas más remotas aún hay shiftas (bandidos); y algunos camiones aparcan (sin luces) en plena carretera.
  • En el campo, los animales son el principal peligro; en las llanuras, los camellos que vagan por la carretera pueden causar accidentes graves; muchos animales, incluidos los burros, no están acostumbrados al tráfico y se asustan fácilmente: hay que acercarse despacio y con cautela.
  • Durante la estación de las lluvias, algunas carreteras (en especial en el oeste y el sudoeste) son intransitables. Antes de partir se debe comprobar su estado con las autoridades locales.

Normas de circulación

  • Se circula por el lado derecho de la carretera.
  • El límite de velocidad para automóviles y motocicletas es de 60 km/h en pueblos y ciudades y de 100 km/h en zonas extraurbanas.
  • El nivel de conducción no es muy bueno; los espejos e intermitentes son más decorativos que funcionales.
  • En las carreteras de las mesetas hay que conducir a la defensiva y tener cuidado con los camiones que circulan a gran velocidad en la dirección opuesta (a veces por el lado incorrecto de la carretera).
  • Una fila de piedras o guijarros en la carretera indica la presencia de obras o un accidente.
  • Los cinturones de seguridad solo son obligatorios para el conductor, pero muchos vehículos carecen de ellos.

Autostop y transporte compartido

En el pasado, si alguien hacía autostop o pedía que le llevaran se suponía que era porque no podía pagar el billete del autobús y no despertaba mucha simpatía. Muchos etíopes también sospechaban de motivos ocultos, como el robo.

Ahora, sin embargo, es bastante usual en los pueblos a los que no llegan fácilmente autobuses o vehículos ligeros, y hay que pagar una tarifa, que debe negociarse de antemano. El mejor lugar para conseguir transporte es en los hoteles, bares y cafés y en el centro de la localidad.

  • En muchas carreteras, la densidad de vehículos aún es muy baja; en zonas remotas puede que no se vea ninguno.
  • Hacer autostop nunca es totalmente seguro y no es recomendable. Quienes opten por este modo de viajar deben comprender que corren un pequeño riesgo, que podría convertirse en grave. Es más seguro hacer autostop en parejas y conviene informar a alguien de la ruta prevista. Una mujer nunca debería hacer autostop sola.

Transporte local

  • En muchas ciudades grandes, los microbuses son la forma más rápida, cómoda y barata de desplazarse (unos 2 ETB para trayectos cortos). Los cobradores suelen gritar el destino del autobús; en caso de duda, pregúntese.
  • Hay taxis en muchas de las ciudades más importantes, incluida Adís Abeba. Las tarifas son razonables, pero los extranjeros y etíopes adinerados siempre deben pagar más por ‘servicios contractuales’. Pregúntese en el hotel cuál sería una tarifa razonable.
  • En muchas ciudades hay bajajs (rickshaws motorizados); el precio por persona en un bajaj colectivo para un trayecto urbano ronda los 5 ETB; el mismo trayecto, pero sin compartir el bajaj, sale por 15-20 ETB.

Microbuses y camiones

  • Los microbuses suelen usarse para los desplazamientos entre ciudades conectadas por carreteras asfaltadas o para trayectos cortos. Legalmente no pueden cubrir más de 150 km, pero muchos conductores ignoran esta regla; algunos viajan de noche para reducir la posibilidad de toparse con la policía; de día, simplemente cambian la documentación a mitad de camino para confundir a los agentes. Los microbuses cuestan un poco más que los autobuses, pero son más frecuentes y cubren las distancias con más rapidez; sin embargo, también son más peligrosos: hay que evitar los que circulan de noche. Normalmente se encuentran en las estaciones de autobús.
  • Algunos extranjeros solían viajar por las regiones más remotas del país (como el valle bajo del Omo) en la parte de atrás de camiones de mercancías. Ahora esta práctica es ilegal por motivos de seguridad, aunque se rumorea que en realidad es para que los turistas contraten circuitos organizados; sea como sea, parece que la regla solo se aplica a los extranjeros.

Taxi

En los pueblos, aldeas y zonas rurales etíopes, hay dos tipos de taxis: ‘privados’ y ‘colectivos’. Estos últimos tienen rutas fijas, se paran cuando un pasajero desea bajar o subir y, en general, funcionan como un pequeño autobús. Se convierten en ‘taxis privados’ cuando los paran (o ‘contratan’) una o varias personas para un desplazamiento privado. En este caso, la tarifa se divide entre todos los pasajeros del taxi.

Siempre hay que negociar el precio de antemano.

Circuitos

Hay cuatro razones por las que el viajero independiente debería plantearse contratar un circuito organizado: realizar ciertas actividades (como un safari); acceder a regiones remotas con transporte público limitado (como el valle bajo del Omo o la depresión del Danakil); hacer excursiones temáticas con guías expertos; ver el máximo del país en el menor tiempo posible.

Puede reducirse el precio de los circuitos (pocos son baratos) formando un grupo con otros turistas o poniéndose en contacto con la agencia con bastante antelación por si el viajero pudiera unirse a alguno de los circuitos programados (en estos casos hay que ser flexible). El foro Thorn Tree de la web de Lonely Planet es ideal para contactar con otros viajeros.

Las agencias ofrecen todos o algunos de los siguientes servicios: guías, alquiler de un todoterreno, alquiler de equipo de acampada, excursiones por el circuito histórico, observación de aves y avistamiento de fauna salvaje, circuitos por el valle del Omo, safaris fotográficos, trekking por las montañas de Bale y Simien, excursiones al lago del valle del Rift, a la depresión del Danakil y a la región de los afar. Algunas tienen sucursales en ciudades distintas de Adís Abeba, donde (previa reserva) se puede alquilar un todoterreno o hacer un circuito.

Aunque oficialmente los precios son fijos, casi siempre pueden negociarse, en especial en temporada baja. Ahora algunas agencias aceptan tarjetas de crédito (comisión del 2-3%). La siguiente lista incluye algunas de las recomendadas por viajeros y etíopes del sector turístico.

Abeba Tours Ethiopia (011 557 0881, móvil 092 781 9331; www.abebatoursethiopia.com; junto a Democratic Republic Congo St) El personal, simpático y muy profesional, se esfuerza al máximo por complacer a los clientes: circuitos generales por todo el país, con conductores que se cuentan entre los mejores del sector. También organizan circuitos en helicóptero.

Ethiopian Quadrants (011 515 7990; www.ethiopianquadrants.com; Côte d’Ivoire St, cerca de Adwa Bridge) Gestionada por personal muy profesional, goza de prestigio y ofrece todos los circuitos estándar y algunos dedicados a la observación de aves, de mariposas, de flores y en torno al café.

GETTS Ethiopia (091 123 3289; www.getts.com.et; junto a Bole Rd [Africa Ave]) Profesional y muy bien considerada, organiza circuitos por todo el país, con buenos conductores, buenos guías y buenos vehículos.

Green Land Tours (011 629 9252; www.greenlandethiopia.com; Cameroon St) Una de las más importantes de la capital, ofrece viajes por todo el país y algunos circuitos pioneros a los lugares más remotos de Etiopía.

Mandril Wenni Tour & Travel (091 139 3944, 092 794 9257; www.ethiomandriltour.com; Cameroon St) Excelente agencia relativamente nueva y muy profesional, propone circuitos por todo el país.

Monpays Tours (011 655 4195; www.travels-ethiopia.com; Wendmanah St) Relativamente nueva, ofrece circuitos por todo el país (también personalizados). Se especializa en viajeros franceses.

Red Jackal Tour Operator (011 155 9915; www.redjackal.net; Itegue Taitu Hotel, Piazza) Circuitos con excelente relación calidad-precio; tratan principalmente con mochileros y turistas de gama alta.

Simien Trek (091 877 6499; www.simientrek.com) Muy profesional, especializada en las montañas Simien, norte de Etiopía, Shiferaw (Shif) Asrat se encarga de dirigirla desde allí. Sin embargo, el personal es experto en organizar circuitos por todo el país.

Smiling Ethiopia (091 121 8258, 011 515 0694; www.smilingethiopiatravel.com) Ofrece viajes por todo el país, pero se recomiendan las excursiones a la depresión del Danakil.

Tesfa Tours (011 126 0301, 092 160 2236; www.tesfatours.com; Tsehafi Tiezaz Afewerk St) Dirigida por Mark Chapman, se centra en turismo comunitario y trekking: zonas remotas y poblados de todo Etiopía.

Tren

Actualmente se están llevando a cabo importantes proyectos ferroviarios, como los siguientes:

Dire Dawa-Yibuti Terminado, pero no muy útil.

Adís Abeba-Dire Dawa Terminado en su mayor parte.

Adís Abeba-Mekele En construcción.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Parque Nacional Hell’s Gate, Kenia
Descubrir África en bicicleta, de El Cairo a Ciudad del Cabo, un gran recorrido y un viaje épico. El Tour d'Afrique es una experiencia extenuante.
Saro17_Getty_Images
Best in Travel 2017
La lista imprescindible de Lonely Planet para viajar en 2017: los mejores países, las mejores ciudades y regiones para descubrir en el 2017.
Lonely Planet
Sacerdote, montañas Simen, Etiopía
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Etiopía TOP 10 del 'ranking' de países Best in Travel 2017.
Philip Lee Harvey / Lonely Planet